Requisitos necesarios para iniciarse como herrador de caballos

Contar con los conocimientos teóricos sobre la anatomía del pie del caballo, sus balances, su biomecánica; sobre herraduras normales, terapéuticas y ortopédicas, etc. no basta para comenzar a ejercer la profesión de un día para otro.

Existe un ingrediente fundamental que necesita ser tenido en cuenta, y que la ausencia de éste puede impedir que alguien llegue, siquiera, a la puerta de entrada de la carrera como herrador de caballos.

Comúnmente, quienes desean ser herradores por amor al oficio, cuentan con la base necesaria para ello. Pero existe un número de personas que ingresan al oficio sólo por intereses económicos, estos suelen llegar a un punto donde se dan cuenta que les falta algo, y es ese ingrediente fundamental y necesario que se aloja muy dentro de cada persona: Es el conocimiento sobre el caballo como especie.

Debido a que el oficio forma parte de uno de los trabajos más insalubres, sucios y riesgosos, quien lo tome como sustento de vida debe saber que para lograr una continuidad en el tiempo es necesario contar con previos conocimientos sobre el caballo como especie, además de cierta pasión por el trabajo físico extremo, con cierta dosis de riesgo.

Aquella persona que no haya convivido previamente con caballos, se encontrará con una gran dificultad a la hora de combinar los conocimientos teóricos con la forma de llevarlos a la práctica.

Durante mis cursos de capacitación, he trabajado con alumnos con deseos de aprender el oficio sin contar con conocimientos previos sobre el caballo como especie. Pues se enfrentaban a un problema.

Aquel que posee dificultades para agarrar un caballo en el corral o en el box, cuenta con uno de los mayores impedimentos: la total ausencia de la base que permite iniciarse en el oficio. Conocer al caballo como especie.

Es muy difícil herrar el pie de un caballo sin saber qué es un caballo, sin saber cómo piensa, cuanta fuerza posee y en qué momento la emplearía, cuáles son las consecuencias de una patada, un mordisco o un manotazo, cómo se anticipa una agresión; sin saber si se encuentra en la categoría de caballos mansos, rebeldes, agresivos, asustadizos, etc. Son un sinnúmero de variantes que una persona que ha convivido con caballos las lleva y reacciona ante ellas de forma casi innata. Y son estos conocimientos básicos previos, que permiten a todo herrador iniciarse y mantenerse en el oficio.

Además, como ingredientes secundarios, se encuentran todos los conocimientos sobre el pie en sí, el aplomado, la forja, etc. Pero sin una sólida base sobre lo que rodea al caballo como especie, será muy difícil un inicio y permanencia en el oficio. Conjuntamente, quien desee contar con esta base, debe comprender que para ello se necesita de cierto amor y pasión hacia el caballo.

Quien ya cuenta con esta fundamental base de conocimientos, puede ingresar al campo de batalla, donde el próximo obstáculo a superar es lograr el suficiente entrenamiento físico, con el fin de poder llevar a cabo el trabajo de herrado, propiamente dicho, considerando que el herrador, emplearía la técnica de trabajar solo, sin ayudante.

Quien no logra separar mentalmente la sujeción del caballo del trabajo de sus manos, no podrá concluir en un trabajo correcto. Para ello, debe superar la etapa de entrenamiento muscular y de técnica de posiciones y sujeción del pie del caballo.

Por esa razón, quien se inicia en el oficio, debe atravesar por las etapas básicas, pero indispensables.

Sacar herraduras, limpiar el casco y cortar sus partes sueltas, escofinar su cara dorsal, realizar las terminaciones, etc. Estos trabajos, tediosos al principio, permiten al principiante adquirir la destreza necesaria para luego poder ingresar a las etapas más complejas.

El comenzar a desherrar enseña a sujetar el pie del caballo, a soportar la posición de cuclillas, y por sobre todas las cosas, a separar lo que es sujeción del pie del trabajo con las manos.

Quien desee realizar un correcto recorte de casco, debe olvidar que se encuentra sujetando el pie del caballo. Es imposible emparejar correctamente un casco si las piernas tiemblan por cansancio. Así como es muy difícil realizar un acabado correcto si los músculos de la cintura no soportan la posición requerida.

Asimismo, la habilidad manual llega con el tiempo. Si bien es un trabajo que, a simple vista, se observa rudo, torpe y de poca práctica, en realidad, es un conjunto de técnicas que requieren de gran destreza manual y de tiempo para adquirirla.

Cada herramienta debe ser correctamente utilizada para que cumpla la función debida, y ello se aprende de a poco, paso a paso.

Quien respeta los pasos de aprendizaje puede tener la certeza de que se encuentra bien encaminado hacia un futuro prometedor.

En algunos países existen escuelas de herradores que incluyen un gran tiempo de práctica. Los herradores egresan con los conocimientos necesarios para comenzar a trabajar y ganar clientes.

Pero, donde los cursos son de corta duración y sólo ofrecen al estudiante los conocimientos básicos del oficio, es necesario realizar la práctica correspondiente, con el objetivo de adquirir experiencia y capacidad necesaria, para salir, luego, a ganarse la vida por cuenta propia, aceptando a su vez, que cada día posterior será un día de prueba y aprendizaje, una invalorable oportunidad de juntar experiencia en la realidad del campo.

Es aquí donde los herradores profesionales y con años de oficio, debemos permitir que esto suceda, con el objetivo final de dar lugar a nuevos y futuros herradores, a nuevas ideologías y a la gran oportunidad que significa el tener a alguien detrás, como motor que impulsará nuestro propio crecimiento profesional.

 

Original de Daniel Anz

 

25 CONSEJOS ÚTILES PARA RELACIONARSE CON LOS CLIENTES

(I)

1.     Piensa en lo que tú y tus clientes consideráis unas buenas relaciones. Si tienes un problema con un cliente, lo último que quieres es que la cosa se deteriore hasta el punto de que uno u otro emita un ultimátum.

Jeff Rodriguez, Golden, Colo., 2000

2.     Trata de desarrollar una sólida relación con cada propietario o cliente para que sepa que vas a cuidar de ellos y que pueden confiar en tu criterio.  Hemos tenido clientes que querían trasladarse a otra cuadra pero que no lo hicieron al saber que no herrábamos en ella.

Tom Parris, Woodbine, Md., 2002

3.     Hay que ganarse el respeto de los clientes poco a poco. Hay que estar informado, ser colaborador y sincero. No te dejes intimidar por las preguntas o la simple curiosidad. No alimentes falsas expectativas. No hagas promesas que sabes por experiencia que no podrás cumplir. Aléjate de los animales malignos. No te muestres celoso de tus clientes y de sus propiedades.

Walter y Lee Fuermann, Hearne, Texas, 2006

4.     No es posible tener éxito herrando si los clientes no confían absolutamente en nuestra capacidad. Si confían en nuestra capacidad como herradores, nos consultarán en todo tipo de problemas del pie del caballo.

Jeff Goodson, East Hampton. Conn., 2000

5.     Cuando los clientes se interesan por las técnicas de recorte o herrado que utilizamos en sus caballos, hay que explicarles lo que hacemos y por qué lo hacemos.

George Graves, Lansdowne, Ontario, 2009

6.     Asegúrate de que los clientes entienden que cualquiera que sea la aplicación, el método o el sistema de recorte utilizado, éste tiene siempre unas consecuencias. Si podemos hacerlo sin referirnos al caballo del propio cliente, éste  entenderá mejor la relación “causa efecto” de su trabajo. Le resulta más fácil comprender los procesos del herraje si no se ve afectado por los sentimientos respecto a su caballo.

Ted Shanks, Lihue, Hawaii, 2003

7.     Demuestra a tus  clientes que eres mejor que la competencia. Cuéntales que estás al tanto de todos los nuevos avances en el herraje y de que prestas atención a muchos temas que otros herradores ignoran.

Peter Rosciglione, Defiance, Mo., 2009

8.     Evita el chismorreo con tus clientes. No es nada profesional. Aunque empieces por: ”No digas a nadie que te lo he dicho, pero…” tus clientes se preguntarán cuantas veces has utilizado esta expresión para hacer comentarios sabrosos sobre ellos mismos.

Meg Oliver, Acton, Cañif., 2005

9.     Conviértete en la fuente de conocimientos sobre el casco en la que piensan en primer lugar tus clientes. Asegúrate de que, cuando tienen una duda sobre el herraje, acuden a ti en lugar de buscar en internet, en los libros o en la televisión.

Doug Butler, near Chadron, Neb., 2009

10. Asegúrate de que tus clientes saben que lo que te preocupa de verdad  es la salud y el bienestar de sus caballos. Pero explícales también que te preocupas por su cartera y que estás dispuesto a utilizar un producto más barato si va a producir el mismo efecto que otro  de mayor precio.

Delaware, Ohio, 2009

(continuará)

Publicado en: www.americanfarriers.com

Traducción de EKI,  2014

 

El equilibrio corporal del caballo a través del herrado x Daniel Anz

CURSILLO DE HERRAJE Impartido por Daniel Anz los días 12 y 13 de septiembre de 2009.
Organiza: Hospital Equino Asturcón. – 33425 LLANERA – ASTURIAS

El equilibrio corporal del caballo a través del herrado

Impartido por: Daniel Anz

 

Cronograma curso de 2 días

Día nº 1
 
8:30 hs. Acreditación de los asistentes
 
9:30 hs. Introducción teórica al oficio de herrador
 
Temas 1º parte.
-         El herrador y su relación con el caballo. La importancia de conocer la especie y a cada individuo.
-         El pie por dentro y las funciones de sus principales estructuras. Conocerlas para respetarlas.
-         El pie ideal para cada individuo con relación a la apertura mental de cada herrador.
-         Aplomos deficientes. Cuándo se puede corregir, cuándo se debe respetar.
-         Los cuatro balances del pie. Balance parcial, balance absoluto.
-         El recorte de cascos en potrillos. Concepto para no generar desviaciones sobre desviaciones en casos de corrección.
 
Descanso
 
Temas 2º parte
-         El equilibrio corporal del caballo, resultado de un cuarto balance no considerado.
-         El balance F o Triangular del pie.
-         Causas y consecuencias de desequilibrios latero mediales.
-         Cómo trasladar el peso del caballo desde un lado hacia el centro de equilibrio del pie.
-         El desvasado o normalizado del pie se resume en tres factores naturales.
-         Tres ojos diferentes para ver y recortar el casco.
-         El falseo de flexión en el casco.
-         Resultados de correcciones y estabilizaciones.
-         Tratamientos tradicionales, no válidos, para tratar desequilibrios latero mediales.
-         Conclusión.
 
12:30 hs. Descanso y almuerzo
 
14:30 hs. Introducción a la parte práctica.
 
Temas:
-         Métodos para tranquilizar o amansar potrillos y caballos adultos, con el fin de disminuir riesgos al trabajar.
-         Análisis de diferentes aplomos en varios caballos.
-         Desvasados y normalizados de cascos.
-         Desvasados o normalizados para herrar.
-         Desvasados o normalizados para caballos descalzos.
-         La forja de la herradura en el yunque. En frío y en caliente.
 
18:00 hs. final del día Nº 1.
 
 
Día Nº 2
 
9:00 hs. Parte práctica con almuerzo intermedio.
Aplicación del concepto que regula el equilibrio corporal del caballo, a través del herrado.
 
-         Selección de caballos que presentan desequilibrios lateromediales en manos y pies.
-         Estabilizaciones y correcciones en diferentes caballos.
-         Desvasado o normalizado y herrado en caliente de manos y pies que presentan desequilibrios lateromediales.
-         Revisión de todos los conceptos para lograr un herrado correcto para cada caballo individuo.
 
17:30 hs. Entrega de certificados de asistencia.
 

18:00 hs. Final del curso

 

Hay 25 plazas disponibles.
Precio por persona 300 euros.
  
Las inscripciones se harán según el orden de ingreso en la siguiente cuenta:  caja rural 3059 0006 27 1543609018

 

Para más información:

 

HOSPITAL EQUINO ASTURCÓN

TUERNES EL PEQUEÑO 16140
33425 LLANERA | ASTURIAS
Tel Dr. Vet. Diego Mas: 6298 44 097
Tel Dra. Vet. Paula García: 678 675 718
Fax 901 021 490

http://www.hospitalequinoasturcon.com

Una información ofrecida por:

HOSPITAL EQUINO ASTURCÓN