SUGERENCIAS PARA UNAS BUENAS HERRAMIENTAS DE HERRAJE

Para empezar le sugerimos que comience a trabajar con unas herramientas de la calidad más alta que se pueda permitir.

Será a la larga menos caro, hará el trabajo más fácil y durará mucho más tiempo.

No haga una herramienta que usted puede comprar. Probablemente será más costoso el tiempo que invierta en hacerla.

Invierta su tiempo en herrar y aprovéchese de las ventajas que ofrecen los fabricantes de la herramienta. Invertir el tiempo para la fabricación propia de herramientas sólo es útil si quiere practicar técnicas de forja.

MARTILLOS

– Los mangos no deben ser más largos que su antebrazo. Piense que una palanca más larga que su antebrazo pondrá la presión indebida en su muñeca y codo y será causa de tendinitis.
– Sujete el martillo con todos sus dedos alrededor del mango. El dedo pulgar no debe estar encima, sobre todo cuando hay que golpear fuerte.
– El asimiento del martillo sólo debe ser lo suficientemente fuerte para guiar el golpe. Un asimiento demasiado firme inhibirá su movimiento y se cansarán sus músculos del antebrazo.
– Los mangos deben ser ovales y deben encajar cómodamente en su mano. Si es demasiado grande, reduzca su grosor.
– El encaje del mango debe ser firme. No use el agua para ajustar los mangos. Extenderá la madera y aplasta las fibras, provocando a la larga más holgura. Es bueno calentar los mangos en un horno a 250 grados y secarlos al aire libre antes de colocarlos.
– Los martillos deben tener sus caras ligeramente convexas, no planas. Las caras planas dejarán marcas.
– Los martillos también deben tener redondeadas las esquinas por dos razones: En primer lugar, los cantos vivos hacen saltar virutas que pueden clavarse en la piel y, sobre todo, en los ojos. Segundo, los cantos vivos cortarán el acero que está trabajando y deja marcas.

SUGERENCIAS GENERALES DE MARTILLEO

Al usar un martillo, asegúrese que está dirigido a un punto inferior a dónde quiere aplicar la fuerza. Permita que el golpe detenga la aceleración del martillo.

– Mire al final de la herramienta, no donde está golpeando, para que sepa lo que está pasando mientras trabaja.
– Cuando las herramientas de forja rebotan fuera de la superficie de trabajo, nos indican que el hierro está demasiado frío para trabajar.
– Al terminar su trabajo, siempre repase los golpes para eliminar las marcas del martillo gratuitas.

PUNTEROS, RANURADORES Y OTRAS HERRAMIENTAS DE FORJA

– Estas herramientas deben ser rectas con el extremo en el centro del eje para mayor eficacia y máxima seguridad.
– No deben mangos en forma de cuña. Las cuñas sujetan demasiado fuerte y cuando golpee fuera del eje se romperá el mango en el punto de unión con la cabeza.
– Cuando trabaje con los punteros, ranuradores, etc., use la cara convexa de su martillo. Transmitirá la mayoría de la fuerza a un punto concreto. Si hace esto durante algún tiempo, podrá darse cuenta cuando no está usando el lado convexo.
– Deben guardarse punteros, ranuradores y otras herramientas de forja de forma apropiada para untrabajo eficaz.
– Use arcilla o plastilina para probar la marca que deja el puntero y el martillo de claveras, así comprobará su tamaño.

TAJADERAS Y TENAZAS

– Las tajaderas deben prepararse correctamente y ajustar en el yunque.
– Las tenazas deben sostener el material firmemente a lo largo de la superficie del acero, no sólo en dos puntos.
– Trabaje con el material caliente para que las tenazas puedan sujetarlo con facilidad. Si el acero se desliza entre las tenazas es indicativo de una mala sujeción o de un material demasiado frío. Existen diferentes tipos de tenazas para realizar diferentes tipos de piezas.

SUGERENCIAS DE SEGURIDAD GENERAL

– Siempre use las gafas de seguridad al trabajar con martillos y herramientas eléctricas.
– Use protección auricular si quiere mantener su oído en buenas condiciones. Si no perderá su oído poco a poco sin darse cuenta. Hágase revisiones periódicas para comprobar que no se producen cambios en su audición.
– Revise los cables de sus herramientas eléctricas cada vez que las utilice.
– Asegúrese que las piezas móviles de afiladoras, lijadoras y cepillos están bien sujetas antes de usarlas. Utilice los guantes al trabajar con estas herramientas.
– Deje las herramientas y piezas con las que ha trabajado en el suela hasta verificar que no puede quemarse.

Eki

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *