SECUENCIA DEL HERRADO DE UN CABALLO

Los siguientes pasos, desde sacar la herradura hasta haber clavado una nueva luego de desvasar, es un aporte de Daniel Anz dirigido al nuevo herrador que se encuentre en la búsqueda del herrado correcto. 39 fotografías con datos útiles que le aportarán una gran cantidad de ideas para adaptar a su trabajo diario.

Téngase en cuenta que es una secuencia tomada en una sola mano de un solo caballo, por lo tanto, no pretende abarcar la totalidad de los casos que se le presentarán a cada herrador.
La técnica utilizada fue de herrado en frío sin ayudante.

1- Al pretender extraer la herradura, se debe sujetar bien fuerte el pie del caballo entre nuestras piernas, en caso de ser una mano, y sobre ellas, en caso de ser una pata.

2- La herramienta utilizada para cortar o desdoblar los remaches es un cortaremaches. Para no romperlo, éste debe ser golpeado con un martillo con cabeza de plástico. El golpe de martillo debe ser suficientemente fuerte como para cortar o desdoblar el remache.

3- La imagen muestra cómo se introduce el cortaremaches debajo del clavo para ser cortado o desdoblado. La finalidad de cortar los remaches es evitar romper el casco al extraer la herradura.

4- Para extraer la herradura se debe utilizar una tenaza especial, fuerte, ancha y con una abertura amplia, para poder realizar una buena palanca al hacer fuerza con las manos. La palanca con la tenaza de extraer herraduras debe realizarse siempre siguiendo la dirección de la herradura. Si se hace fuerza hacia el costado, se romperá la pared del casco mediante los clavos.

5- Nótese que la posición de la tenaza respeta la dirección de la rama de la herradura. Al hacer palanca y levantar la herradura, se puede extraer ésta con pocos tirones bien firmes o se puede sacar clavo por clavo, hasta que la herradura se haya liberado.

6- En la zona de pinzas, la tenaza debe continuar respetando la dirección de la herradura. Recuerde, con la tenaza no debe hacer palanca hacia adelante, porque romperá la pared mediante los clavos todavía sujetos al casco.

7- Luego de haber retirado totalmente la herradura, hay que asegurarse de que no haya quedado algún clavo oculto en la pared, porque cuando se trabaje con la gubia o la tenaza de desvasar, a éstas se les puede dañar el filo. Es útil limpiar la palma del casco con un cepillo de acero, con el fin de ver bien la zona y eliminar posibles piedras que, luego, desafilarán las herramientas.

8- La forma de tomar la mano del caballo es colocándola entre nuestras piernas y por sobre las rodillas. Presionando la cuartilla del miembro con nuestros músculos sartorios. Para una mejor sujeción, la punta de nuestros pies deben apuntar hacia adentro. Recuerde contar con calzado de seguridad y protector de piernas mientras realiza el trabajo.

9- Para limpiar la palma se utiliza una gubia. De ellas, existen para herradores diestros y zurdos. Tómela como lo muestra la foto, realice el trabajo mediante movimientos de muñeca, no de brazo, y presione con el pulgar de la otra mano para facilitar el trabajo. Mantenga la herramienta afilada para evitar que se afloje el mango. Las gubias de doble filo no son muy buenas porque no se puede ejercer correcta presión con el pulgar.

10- Al limpiar la palma y ranilla, sólo se debe eliminar el material que se encuentra suelto. El objetivo es descubrir el límite entre la pared que creció y lo que debe permanecer en el pie, por pertenecer al caballo. Se debe conservar la forma natural de la ranilla para que la misma pueda cumplir su función. La palma debe permanecer firme para que pueda proteger a las partes internas del pie. Recuerde, las barras de los talones no deben eliminarse, si lo hace, el casco tenderá a encastillarse.

11- Luego de eliminar las partes sueltas y descubrir el límite natural de corte de pared, se debe encontrar el punto natural de corte de talones. Al encontrar el punto de corte de un talón, con el compás, como lo muestra la foto, se puede tomar la medida para obtener la misma altura en los cuatro talones de ambas manos. Recuerde, la medida de las patas puede variar respecto de las manos. Para mayor información sobre puntos naturales de corte y cómo medir con el compás, puede leer el estudio, “Lectura del casco del caballo“.

12- Al obtener los puntos naturales de corte de talones, se comenzará a recortar la pared crecida. Se realizará mediante la tenaza o cuchilla de desvasar, siguiendo la unión entre la pared crecida y la palma, procurando, además, obtener un plano bien parejo para que, luego, asiente correctamente la herradura. Puede comenzar por los talones o por la pinza del casco, lo que vale aquí es el resultado final. Personalmente, recomiendo utilizar tenaza de desvasar para evitar golpes que molesten al caballo.

13- Si recorta con la tenaza, debe utilizar media tenaza para cortar y media para tomar de guía. De esta manera, obtendrá un corte parejo, sin escalones. Recuerde posicionar la tenaza de forma perpendicular al plano que desea obtener. Esta herramienta, se debe utilizar sólo para recortar casco, evitando cortar clavos viejos que pueden haber quedado ocultos en la pared.

14- Luego de recortar la pared crecida, se debe emparejar el casco para lograr un buen asiento de la herradura. Es recomendable utilizar una raspa larga, con mango, con dientes hacia una dirección. Tómese la misma como lo indica la foto. En caso de ser diestro, la mano derecha da el empuje a la raspa, la mano izquierda da la presión de corte. El filo y punto de contacto de adelante es el que corta. El filo y punto de contacto de atrás es utilizado como guía, aunque no cortará, esta zona de la raspa deberá permanecer apoyada en el casco, con el fin de lograr un emparejado verdaderamente plano. Si se levanta la parte trasera de la raspa, se eliminará la pared y la herradura asentará en la palma, presionando y causando dolor al caballo. Los movimientos deben ser lentos y, siempre, nuestras manos trabajarán más lentas de lo que puede controlar nuestro cerebro, porque para sacar hay tiempo, pero para reconstruir no. Utilice primero la parte gruesa de la raspa y luego la fina para dar terminación. Para mayor información sobre cómo utilizar la raspa, puede leer el artículo “El uso de la rapa

15- Luego de haber emparejado la palma, se limará la pared sobrante colocando la raspa de forma perpendicular al plano del casco, logrando el mismo ancho de pared alrededor de todo el mismo. El ancho, correspondiente a la distancia que existe entre la línea blanca y el borde, se tomará desde la parte más ancha del casco. Ese ancho de la pared de, aproximadamente, 7 mm., se deberá buscar alrededor de todo el casco. Esa distancia de 7 mm. es la misma distancia que posee la herradura desde el agujero hacia el borde, por lo tanto, al colocar la herradura respetando la forma del casco, el clavo siempre entrará por la línea blanca sin dañar al caballo.

16- A modo de repaso. Al presionar la palma con el pulgar ésta se encuentra dura y firme. Se respetaron las barras de los talones para evitar que el casco se cierre a la altura de las mismas. Se le respetó la forma a la ranilla sin eliminarla. Se midieron los talones para igualar sus alturas, se recortó sólo la pared crecida respetando la palma, se emparejó la pared con la raspa hasta llegar a la palma, y se limó la pared alrededor del casco, respetando el espesor que se encuentra en la parte más ancha del mismo. Si al presionar la palma ésta se encuentra blanda, es porque se recortó más allá de los límites naturales. El caballo sentirá dolor.

17- Luego de terminar el casco desde abajo, se colocará el pie del caballo sobre la base apoya casco. La altura de la base apoya casco debe ser de unos 50 cm., distancia que corresponde a la altura de las rodillas del herrador. Si es más baja o más alta, el herrador no podrá sujetar el pie del caballo con sus rodillas. Este trabajo, mediante la base apoya casco, se realiza tanto en manos como en patas. En el caso de la pata, se trae la pata hacia delante y, luego, se la coloca sobre la base apoya casco. Recomiendo utilizar una base con un disco, para poder pisar el disco, firmemente con los dos pies, durante el trabajo.

18- El paso siguiente es eliminar, con el lado fino de la raspa, el material sobrante de la pared dorsal del casco. El escalón que muestra la foto, es producto de haber logrado, mediante la raspa en el paso nº 8, el mismo ancho de pared alrededor de todo el casco.

19- Se buscará respetar el ángulo de la pared dorsal que posee el casco de acuerdo a la conformación del caballo. Ese ángulo, propio del caballo, se manifiesta en la primera porción de casco desde el rodete coronario y, al proyectarse hacia el borde, coincide con el borde inferior del escalón obtenido en el paso nº 15.

20- Mediante el lado fino de la raspa se ha eliminado la pared sobrante. Uniendo el ángulo de la pared dorsal, propio del caballo, con el borde inferior del escalón obtenido en el paso nº 15. Pasarse de éste límite, es decir, sacar de más, es quitar la parte firme e impermeable del casco, lo cual significa que se habrá debilitado el mismo y permitido que la humedad interna del pie se evapore, produciendo un casco con pared cuarteada y quebradiza. En la foto, el dedo muestra hasta dónde llegaba el ángulo de pared propio del caballo y desde dónde se comenzó a limar. Estas distancias pueden variar dependiendo de cada caballo. Hasta este paso se llegó a normalizar el casco, es decir, se descubrió el casco, en forma y tamaño, de ese caballo individuo. La próxima etapa será colocar la herradura.

21- Elección de la herradura. La herradura debe cubrir la totalidad del casco y, por otro lado, no debe sobrar por los costados del mismo. Sólo de cuartas partes hacia atrás será un poco más ancha (2 mm. de descanso) para dar soporte a la dilatación horizontal del pie cuando éste apoya en el piso. La fábrica ha formado una herradura de mano casi circular, es trabajo del herrador forjar la herradura en el yunque hasta copiar la forma del pie.

22- El trabajo en el yunque es un proceso muy importante y merece, en realidad, un capítulo aparte, ya que requiere de una buena técnica y mucha experiencia para lograr un trabajo correcto. Sin embargo, es objetivo del herrador forjar la herradura mediante el martillo de forjar hasta lograr la misma forma del pie a herrar, sin dañar los agujeros de la misma para no impedir un correcto calce del clavo.

23- La herradura fue forjada en frío, respetando la forma del pie. La misma cubre la totalidad del casco, desde pinzas hasta talones. Por detrás de los talones no debe quedar larga, cubrirá los mismos sin sobrar hacia atrás. Una herradura larga hacia atrás queda propensa a los enganches y suele dañar a los talones, colapsándolos, es decir, variando la dirección de sus túbulos córneos. Al variar la dirección de la pared de los talones, el casco tiende a crecer “bajo de talones”, modificando el equilibrio del pie y el aplomo del caballo.

24- Antes de clavar la herradura, se colocará en una morsa o prensa y se le limarán los bordes filosos, desde cuartas partes hacia atrás, con el fin de evitar enganches y la pérdida de la misma. El limado de herraduras se realizará con el lado fino de la raspa más vieja y desafilada que tengamos.

25- El clavo a utilizar debe tener un calce perfecto en la clavera de la herradura. No debe esconderse en el agujero ni debe sobresalir demasiado, que asome 1 mm. por sobre el borde es lo ideal. Recuerde que la punta del clavo tiene un bisel, indicado por la estampa de la marca fabricante de dicho clavo. Tanto el bisel como la marca, deberán mostrarse hacia la ranilla. De esta forma, al penetrar el clavo por la línea blanca, la tendencia será la de salir.

26- La inclinación del clavo será paralela a la pared del casco. El bisel del clavo se encargará, luego, que éste salga a la altura justa. Debido a que la consistencia de paredes nunca es la misma en cada caballo, el herrador buscará la inclinación correcta para cada caso. Se puede comenzar a clavar por los primeros o segundos agujeros, lo que vale es el resultado final. Se colocará un primer clavo sin ser clavado del todo y luego se procederá a colocar el segundo. A continuación, se alternarán los golpes entre uno y otro. Para evitar que se corra la herradura hacia atrás, hay que colocar el clavo en la parte delantera del agujero de la herradura, además, se puede adelantar la herradura en el casco, calculando que se correrá hacia atrás.

27- Conviene cortar, inmediatamente, cada clavo luego de ser clavado, con el fin de evitar accidentes. Se pueden cortar con la uña del martillo de clavar. Se lleva el clavo hasta el fondo de la uña y se gira el martillo, tomando como eje el mismo clavo. Luego de medio giro, el clavo se corta. La distancia que debe haber, desde el borde del casco hasta el clavo, debe ser de, aproximadamente, 1 pulgada. Esta es la altura justa de sacar los clavos. Se evita clavar al caballo y se evita, además, quebrar la pared por clavos demasiado bajos. Si la herradura se engancha estando los clavos demasiado bajos, estos saldrán con parte de la pared, impidiendo que, luego, se pueda colocar la herradura nuevamente. Estando los clavos a la altura justa, si se engancha la herradura, los remaches se desdoblan y el casco permanece sano.

28- Esta herramienta, llamada tenaza saca clavos, se utiliza para sacar, de forma fácil, los clavos mal colocados. Siempre y cuando, la herradura cuente con riga o ranura.

29- Se han colocado sólo los 6 primeros clavos. Un cuarto clavo impediría la dilatación horizontal del pie que se produce cuando el caballo pisa. Esta dilatación natural del pie, ayuda al bombeo de sangre que debe retornar hacia los pulmones para ser oxigenada nuevamente. Se deben utilizar los cuartos clavos en aquellos casos que, alguna rotura de pared, impida clavar en cualquiera de los otros.

30- La herradura se ajustará golpeando la cabeza del clavo y afirmando el remache con una herramienta llamada rebatedor. Se golpeará sólo hasta que el remache haya ajustado. Un exceso de golpes con el martillo, hará que se quiebre la pared del casco por debajo del remache. El rebatedor debe permanecer apoyado a la pared durante el apriete. Es un error comenzar a doblar el clavo en esta etapa.

31- Luego de haber apretado la herradura, se colocará el casco, nuevamente, sobre la base apoya casco, con el fin de remachar y finalizar el trabajo. Cuente con las herramientas al alcance de su mano. No disperse las herramientas en el piso, lleva tiempo recogerlas y corren riesgo de roturas.

32- En este paso se cortarán los remaches, con la tenaza corta clavos, hasta obtener un largo de 2 mm. Nótese la posición del filo de la tenaza, se encuentra horizontal, no vertical. Al cortar el remache con el filo en posición horizontal, se obtiene un remache cuadrado. En cambio, cortando con el filo en posición vertical, se obtiene un remache pequeño y triangular, es decir, sin cuerpo para que cumpla su función correctamente. Un remache corto sujeta más que uno largo.

33- Con el lado fino de la raspa, se limpiará el material que puede haber debajo de cada remache. No debe lastimarse el remache ni debe realizarse un surco o agujero debajo del mismo. Sólo se eliminarán los pedazos de pared que produjo el clavo al salir. También, se pueden limar los extremos de los remaches para igualar el largo entre todos, además de encuadrar su forma.

34- Para remachar se utilizará la pinza de remachar, tomándola como se indica en la foto. Como todas las demás herramientas, ésta es muy buena sólo si se la sabe utilizar. Se realizará el remachado mediante dos movimientos.

35- El primer movimiento consiste en doblar el remache levemente, no del todo. Recuerde apoyar la parte inferior de la pinza en la cabeza del clavo. Utilice los dientes de la pinza sólo para calzar el remache, no para arrastrarlo.

36- El segundo movimiento incrusta el remache en la pared en dirección a la misma. No se debe arrastrar el remache hacia abajo, porque también se arrastraría pared. El apriete del remache con la pinza de remachar es hacia la misma pared, no hacia abajo.

37- Luego de haber remachado todos los clavos, se terminará el trabajo limando la punta de los remaches y eliminando cualquier borde del casco que pueda llegar a quebrarse. Este limado del borde de la pared, se debe realizar con la raspa en posición de 45º. No se debe redondear el borde del casco porque se eliminará material que pertenece al caballo, además de quedar, estéticamente, desagradable. Recuerde que esta raspa es sólo de terminación. La raspa nueva debe utilizarse sólo para el emparejado de la palma.

38- La foto muestra el casco terminado luego de haber sido herrado en frío. Recuerde que es muy importante realizar cada paso correctamente. El primer paso se compara con los cimientos de una casa. Si el cimiento se realiza en escuadra, la terminación del techo también será en escuadra. No sirve forjar una buena herradura si, antes, no se desvasó correctamente el pie. Tampoco sirve desvasar correctamente si no se forja, luego, la herradura que corresponde a ese pie. Así como tampoco sirve desvasar correctamente y forjar una herradura acorde, si luego se remacharán los clavos de forma incorrecta, dando lugar a la pérdida de la herradura y de todo el trabajo.

39- Esta foto muestra la forma de tomar la pata para realizar el mismo trabajo que en la mano. Para más información al respecto, puede leer el artículo sobre “Cómo levantar las manos y patas del caballo”.

• Cada paso requiere de práctica y dedicación.
• No olvide trabajar lento. Que la velocidad de sus manos no supere a la velocidad de su cerebro. Piense en cada movimiento que realiza. La velocidad de trabajo llega con el tiempo.
• Si brinda servicio de herrado, recuerde que le pagan por un trabajo correcto, no por un trabajo rápido.
• Protéjase mediante indumentaria de seguridad y cuídese de los caballos peligrosos. No olvide que la velocidad de una patada supera a la velocidad de nuestras reacciones.
• Recuerde que cada herramienta necesita ser correctamente utilizada para lograr eficiencia. Utilice herramientas de calidad, ayudan a un mejor trabajo.
• Si aprende algo, enséñelo, le ayudará a aprender.
• Divulgue lo que sabe, el conocimiento es como el estiércol de vaca, si se concentra en un solo lugar el pasto se quema y muere, si se lo desparrama, el pasto crece alto y verde.

*Artículo extraído de www.danielanz.com

Daniel Anz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>