PRINCIPIOS BÁSICOS PARA LA UTILIZACIÓN DE LA ESCOFINA

La escofina es una de las herramientas que podemos encontrar más frecuentemente en el equipo del herrador, pero también es una de las más difíciles de utilizar. Su mala utilización puede provocar graves problemas en la fase de aplomado y provocar un mayor desgaste en zonas concretas del casco.
Generalmente, la falta de seguridad en el uso de la escofina supone que se abuse de su utilización para poder arreglar lo que antes se ha estropeado.
Aquí se indican algunos consejos para utilizarla con eficacia, facilidad y precisión.

Para entender cómo se usa la escofina debe tenerse en cuenta su diseño especial. La mayor parte de escofinas para herrador tienen las siguientes partes.

1.- Cara tosca o raspa. Tiene dientes de tamaño grande colocados en filas, de formas que los espacios entre los dientes de una fila se compensan en la siguiente. Cada fila está formada por seis u ocho dientes y forman líneas rectas y diagonales.
2.- Cara fina o de acabados. Realizada mediante cortes oblicuos y contrarios en el metal para conseguir ángulos cortantes.
3.- La espiga. Extremo puntiagudo en el que se inserta un mango. Seutiliza para empujar la escofina.
4.- Extremo redondeado. Se utiliza para tirar y guiar la escofina.
5.- Cantos. Se localizan en los lados de la escofina, coincidiendo con su espesor. Suelen presentar líneas de corte para realizar muescas y marcas.

La escofina funciona igual que un rallador de cocina, es decir, raspa en una dirección pero no en la contraria. La forma más correcta para su uso es empujar en la zona de la espiga y tirar y guiar con el extremo redondeado.

Un error muy frecuente es colocar la escofina recta, coincidiendo con la anchura del casco y realizar movimientos de izquierda a derecha. Lo que ocurre la mayor parte de las veces es que la zona de las cuartas partes (la más débil) se desgasta más y no es fácil corregir el error, sobre todo si se ha rebajado suficientemente el casco.

La forma más correcta de utilizarla es apoyarla en un talón y en el hombro contrario y hacer movimientos semicirculares ascendiendo hacia el otro talón. Se repite la operación sobre el talón y hombros contrarios (ver dibujo).

Hay que tener especial cuidado con las escofinas nuevas y no apoyarlas con fuerza sobre el casco ya que se atascan y pueden hacer saltar trozos de casco.

Estos pequeños consejos nos pueden servir para un uso más correcto de esta herramienta que es una de las más importantes y más difíciles de utilizar en el herraje.

*Artículo extraído del Boletín Eki, Nº 4.

Eki

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *