Fisuras del casco (cuartos)

El casco epidérmico (insensible) es una estructura cornea con una gran cantidad de túbulos donde encajan las papilas de la corona que unidas forman la zona de crecimiento del casco y que se mantienen unidos entre si por una capa de queratina.

FISURAS DEL CASCO (“CUARTOS”)
 
 
Edward Daniel Calle Torres.
Med. Veterinario y Zootecnista., Mg.
Herrador Profesional.
Especialista en Claudicaciones.
 
El casco epidérmico (insensible) es una estructura cornea con una gran cantidad de túbulos donde encajan las papilas de la corona que unidas forman la zona de crecimiento del casco y que se mantienen unidos entre si por una capa de queratina. El casco necesita que su capa cornea sea lo suficientemente dura para que proteja las estructuras internas de la contusión continua al apoyarse en la superficie, pero debe ser lo suficientemente flexible para que absorba dichos impactos, haga su función de amortiguación e impida que las estructuras internas se lesionen. La integridad de esa capa cornea depende de la unión de la queratina, si esta falla, los túbulos corneales se separan y no se unen nuevamente, pues esta sustancia no tiene la capacidad de cicatrizar; la única forma en que la integridad de dicha estructura se recupera es creciendo nuevamente en una sola unidad y sin solución de continuidad. A la separación de los túbulos corneales, es decir, la solución de continuidad de la sustancia cornea del casco se le denomina “cuartos” o “fisuras del casco” y es un problema frecuente en los equinos, pero su manejo es negligente y se pierden muchos animales por esta patología. Cuando esta solución de continuidad penetra profundamente en la epidermis, puede traspasarla completamente y llegar hasta la dermis (zona sensible del casco) produciendo un pellizco de dicha zona con las partes que se separan al momento del apoyo y luego se aproximan en la elevación del miembro; este pellizco produce un trauma constante originando dolor y la consiguiente claudicación y defensa del caballo; en casi todas las ocasiones donde se compromete la zona sensible hay un sangrado posterior al trabajo o ejercicio del equino.
 
Las fisuras en el casco se presentan de dos formas: Longitudinales,en la misma dirección de los túbulos corneales, con o sin compromiso de la zona sensible; y Transversales, que invariablemente se presentan con separación de la dermis de la epidermis. Los “Cuartos” son causadas por diversos factores: Las longitudinales, generalmente por un desequilibrio en las fuerzas que actúan sobre el casco al momento del apoyo, en otras palabras, por el desaplomo de los miembros y/o el desequilibrio del casco, como causa primaria o por la “corrección” del desaplomo como causa secundaria (Fig. 4); otra causa de las longitudinales es por la conformación del casco, el cual toma una forma triangular y hace que sea sometido a fuerzas anormales en las cuartas partes del mismo; o por golpes en la corona, lo que genera una herida por contusión y la posterior cicatrización de la misma, la acción combinada de la herida y las fuerzas que se ejercen sobre el casco al momento del apoyo desencadena la fisura, y, si a esto le adicionamos una palanca (pestaña de herradura) al final de los túbulos corneales que se están separando, potencializamos el efecto de las fuerzas sobre el casco, agravando la lesión (Fig. 1). Las fisuras transversales generalmente se presentan por daño a nivel de la corona, ya sea por contusión directa sobre la misma que luego va bajando a medida que el casco crece sin ocasionar mayores daños o por el drenaje de abscesos causados por clavos arrimados que comprometen el corion laminar (dermis) del casco; estos abscesos buscan el drenaje por la zona mas blanda del casco y ascienden por la unión de las laminas dérmicas con las epidérmicas hasta encontrar el corion coronario y revientan sobre la corona, la zona comprometida en la corona cicatriza y las laminas dérmicas y epidérmicas crecen adheridas mientras la separación se mantiene y va bajando a medida que el casco crece (Fig. 5).
 

Una vez determinada la lesión y su posible causa entramos a determinar el tratamiento; en antaño se usaba cinta plástica alrededor del casco para disminuir  la separación a la que es sometida el casco, tratando de disminuir al máximo el efecto de amortiguación que se genera al apoyarse el casco contra el suelo, pero sus efectos eran precarios y poco o ningún beneficio se lograba si el caballo no era sometido a un largo y prolongado reposo. Otra forma de tratamiento era la de atravesar por medio de un clavo de herrar caliente los bordes sobresalientes de la fisura y hacer una especie de grapa, pero generalmente lo único que se obtenía era una fisura transversal adicional. Se utilizan parches de silicona pegados de tal forma que traten de mantener los bordes de la fisura lo mas juntos posibles y disminuya al máximo la separación de los mismos al apoyarse el casco contra el suelo; sin embargo, los resultados no han sido satisfactorios. Dentro de las soluciones, la mejor, es la de hacer una resección de la fisura hasta llegar al tejido sano e integro y reconstruir el casco con un material lo mas parecido al casco en cuanto a resistencia a los impactos y a la vez que conserve la flexibilidad necesaria para que efectué su accion de amortiguación al contundir contra el suelo. Se han utilizado diferentes tipos de material para el relleno, desde siliconas blandas hasta acrílicos resinosos inflexibles, con efectos variables, algunas veces decepcionantes. En la actualidad hay en el mercado poliuretanos de diferentes densidades y resistencia al impacto, así como, de diferentes grados de flexibilidad. A continuación, explicamos de la mejor forma, como se realiza la resección del casco y la posterior reconstrucción con un poliuretano de fraguado rápido con una densidad y flexibilidad muy parecida a la del casco. 

El abordaje inicia con el caballo en la estación, con un torno de mano y una fresadora se procede a resecar los bordes de la fisura hasta encontrar tejido sano, se debe tener mucho cuidado a medida que se profundiza en la epidermis para no lesionar el corion laminar dérmico, realizamos anclajes paralelos a la fisura acompañados de agujeros; luego se limpia y lija la superficie que se va a rellenar. Una vez limpia la zona se aplica el poliuretano de fraguado rápido, esta acción debe hacerse rápidamente y con seguridad, dejando abundante superficie para luego rebajar y pulir los sobrantes del poliuretano hasta darle la misma forma del casco, este pulido se realiza con la escofina y con el torno de mano acompañado de una lija (Fig. 3 y 5). Debemos tener presente que el casco debe estar limpio, seco, libre de grasas y unturas. Al realizar la resección del casco se debe quitar todo el tejido desvitalizado y necrótico, pero si la dermis laminar y/o coronaria esta comprometida, se debe esperar de 10 a 15 días para realizar la reconstrucción del casco en espera de la queratinización de la zona resecada; si la reconstrucción del casco se hace sobre la zona sensible expuesta y desprotegida, el calor producto de la catalización de los componentes del poliuretano producen una quemadura leve con la posterior inflamación de la dermis, ocasionando una claudicación y el desprendimiento temprano del relleno.  La resección y reconstrucción del casco debe acompañarse de un herrado protector que en la mayoría de los casos se basa en la ubicación de pestañas a ambos lados de la fisura, esta herradura se debe elaborar antes de iniciar la resección, al igual que el arreglo del casco en su parte ventral, con el fin de evitar daños posteriores del casco por la falta de protección (Fig. 2).

 
Bibliografía.
Ruthe Hermann, Müller Heinrich, Reinhard Friedbert, Tratado de podología y arte de herrar, quinta edición, Editorial Acribia, Zaragoza España. (2.000).
Hickman John, Humphrey Martin, Manual y técnicas de herrajes de Hickman, Guía ilustrada completa, Segunda edición, Harcourt (1.999).

Ted S. Stashak, Adams, Claudicación en el Caballo., Quinta edición, Editorial Inter-medica, Buenos Aires, Argentina, (2.004)

Edward Daniel Calle Torres

Un pensamiento en “Fisuras del casco (cuartos)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>