25 CONSEJOS ÚTILES PARA RELACIONARSE CON LOS CLIENTES

(II)

 

1.      Escucha atentamente los deseos específicos de tu cliente, incluso aquello que quieren pero que no se atreven a mencionar.
Brian Robertson, Owosso, Mich., 2006
2.      Si estableces una buena comunicación con los propietarios  antes, durante y después de trabajar con sus caballos, reducirás al mínimo los problemas con tus clientes. Puede parecer una pérdida de tiempo, pero ayuda a establecer de inmediato una sólida base de comunicación con los nuevos clientes. Y,  después, tendrás un cliente que confía en ti y te respeta.
Kenneth Stanfield, Metter, Ga., 2001
3.     Asegúrate de producir una buena impresión en cada nuevo cliente. Es una cuestión de interacción y de responder inmediatamente a sus primeras llamadas telefónicas.
Steve Stanley, Versailles, Ky., 2009
4.      Haz que tus clientes sepan que te mantienes al día de lo que ocurre en el oficio y de que siempre estás en la frontera de toda idea nueva. Cuanto más puedas ofrecer a tus clientes y a sus caballos, mayores serán tus ingresos.
NigelStarkey, Rancho Palos Verdes, Calif., 2001

5.     Tus clientes tienen que saber que pueden contar contigo cuando tengan un problema serio de herraje y cuidado del casco. Por ejemplo, nuestros clientes saben que si llaman a las siete de la mañana para decirnos que uno de sus caballos ha perdido una herradura y que tienen que salir para una demostración a las cinco de la mañana del día siguiente,  alguien de nuestro equipo habrá repuesto la herradura antes de las cuatro de la mañana.
Tom Parris, Woodbine, Md., 2002

 

6.     La queja más seria que he oído a mis clientes se refiere a otros herradores que se presentan con retraso o ni siquiera aparecen. Durante 33 años he sido tan puntual como era posible y siempre he llamado para advertir de que llegaba con retraso. El cliente que se sabe bien tratado tenderá a ser más benévolo cuando algo sale mal.
Clark Adams, Batesville, Va., 2009

 

7.      Los clientes no deben tener la impresión de que tienes prisa por acabar el trabajo. Hay que ser paciente con los caballos nerviosos, interesarse por el historial del caballo y tomarse el tiempo necesario para tratar sus problemas.
George Graves, Lansdowne, Ontario, 2009
8.   Mantén tu vehículo limpio, trabaja en un espacio limpio y lleva una camisa limpia, porque no tendrás una segunda oportunidad para provocar una primera impresión favorable.

 

Marshall lles, Calgary, Alberta, 2004

9.     El cliente que cancela en el último minuto un encargo, porque no puede pagarlo, no lo haría, quizás, si supiera que aceptamos tarjetas de crédito. Este sistema de pago puede evitar cancelaciones. Nueve veces de cada diez, el cliente se dará cuenta cuando vea la factura del herrador de que tiene el dinero suficiente para pagarla, en mano o con un cheque. Pero nuestra actitud hacia las tarjetas de crédito facilita las cosas.
Bryan Hamilton, Grass, Minn., 2002

 

10.  Cuando quiero hacer algo diferente al caballo, le hago un esquema al cliente  de lo que quiero conseguir para que lo entienda.
Bill Miller, Rochester, Wash., 2003
11. La herramienta más útil que he encontrado para explicar a mis clientes  los problemas del herraje es una pizarra blanca y unos rotuladores borrables en seco que llevo en mi furgoneta. Es asombroso las cosas que se pueden explicar dibujando unos pocos diagramas.
Jim Woods, Ringwood, Ill., 2003

12. Es importante evitar que se mezclen los sentimientos del cliente en las discusiones sobre el proceso de herraje. Yo suelo llevar en el vehículo una reproducción de un casco y de una pata de caballo y un buen libro de anatomía del pie para mis explicaciones.
Ted Shanks, Lihue, Hawaii, 2003
13. Aprender a aceptar las críticas constructivas forma parte del oficio. No puedes permitirte el lujo de enfadarte o sentirte ofendido porque alguien propone algo diferente.
Jerry Mathews, Osawatomi, Kan., 2003
14.  Si te encuentras con un cliente difícil, concédele el beneficio de la duda y trata de llegar a una solución. Si no resulta y crees que no vas a poder seguir trabajando para él, díselo por escrito. Se trata de demostrar profesionalidad y de evitar conflictos futuros.
Kenneth Stanfield, Metter, Ga., 2001
15.  Cuando las cosa van mal, mantén la calma y actúa profesionalmente. No te metas con el entrenador o el veterinario. Limítate a decirle al propietario que las relaciones con terceros no están funcionando y que, por el bien del caballo, debe buscarse otro herrador.Conserva la calma, sé profesional y educado. Informa al propietario de que tu puerta estará siempre abierta si alguna vez necesita de nuevo tus servicios.

 

Bob Smith, Plymouth, Calif., 2009

 

 

 

Publicado en: www.americanfarriers.com

Traducción de EKI,  2014

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>