LA SALUD DEL CASCO: UNA CUESTIÓN DE PACIENCIA

Cuando hablamos de la salud del casco hay que recordar algo importante: es una cuestión de paciencia. La salud del casco es una tarea a largo plazo que requiere tiempo. La recuperación del casco de un caballo normal puede durar hasta un año. Y, dependiendo de la edad del caballo y de la gravedad del problema, puede exigir incluso más tiempo. Hay varios factores que afectan a la salud del casco y, aunque no podamos cambiar algunos como la genética, sí que podemos influir en otros. Con tiempo y dedicación podemos conseguir el mejor casco que nos permita su genética.
La nutrición es uno de los factores que más influye en la salud del casco, pero con tiempo y paciencia. El cambio de dieta no resolverá el problema en unos pocos días. Un suplemento alimenticio como Farrier’s Formula Doble Concentrado es una de las formas más simples de suministrar al caballo los elementos nutritivos que necesita para desarrollar un casco sano. Unos nutrientes adecuados contribuyen a que el casco crezca de dentro hacia afuera. Se trata de un proceso con todas las ventajas para el casco al mejorar su interior y contribuir a aumentar el espesor y la resistencia de la muralla. Pero no es una solución inmediata. No es una prueba de velocidad; más bien un maratón. Añadir Farrier’s Formula a la dieta es una inversión a largo plazo y para muchos caballos un seguro de vida.

El desarrollo del casco desde el interior hacia el exterior significa que los resultados no son perceptibles de inmediato. De ahí que hablemos de paciencia. Si no se mantiene un suministro regular de Farrier’s Formula, lo interrumpimos o cambiamos de suplementos cada pocas semanas no conseguiremos los mismos resultados. Hay que ser paciente, dar tiempo a que los nutrientes se acumulen en el sistema del caballo y operen desde su interior. Es posible que cuando suministramos este suplemento al caballo haya que esperar hasta ocho semanas para observar un nuevo crecimiento del casco alrededor de la corona. De hecho, muchos de nuestros clientes nos comentan que han observado la aparición de un pelo más sano antes del nuevo crecimiento del casco. Una vez que Farrier’s Formula se ha acumulado en el organismo y proporcionado los nutrientes que el caballo necesita, el caso mejora y crece.

La nutrición es sólo uno de los aspectos del crecimiento y la salud del casco y no podemos tratar este tema sin mencionar el entorno medioambiental del caballo. La nutrición tiene una función esencial en la salud interna del casco, pero el entorno la tiene en la exterior. Si no protegemos al casco de su entorno, estamos malgastando la inversión que hemos hecho en su salud interior. Incluso con una alimentación enriquecida apropiada, el entorno puede provocar un desastre en los cascos y destruir el crecimiento conseguido. Las visitas periódicas del herrador, la limpieza de los establos y una buena alimentación pueden impedir la aparición de problemas ambientales, pero no siempre.

La aplicación periódica del desinfectante Farrier’s Finish al exterior del casco protege la inversión realizada en nutrición. Este desinfectante defiende el nuevo crecimiento de los ataques del entorno al controlar las invasiones microbianas, regular la humedad de la caja córnea y tratar otros problemas ambientales. Farrier’s Finish contiene, por ejemplo, extracto de yuca, que tiene efectos positivos en caballos estabulados o en entornos descuidados. La yuca “reacciona” con el amoniaco del establo y reduce la irritación en la caja córnea. Farrier’s Finish no sólo protege y desinfecta la superficie del casco; además penetra en profundidad en la muralla en orden a combatir la infección microbiana en su origen. El desinfectante proporciona al caso la oportunidad de crecer y mejorar espléndidamente.

Farrier’s Formula y Farrier’s Finish son el equipo ideal para consolidar unos cascos de calidad. Una nutrición y un control ambiental apropiados son la forma de conseguir los mejores cascos que la genética permite. Pero hay que ser paciente y constante para obtener resultados. Si queremos realmente tener caballos con buenos cascos, debemos estar preparados para dedicarles tiempo, recursos, esfuerzo y paciencia. También recomendamos tratar los problemas del casco con el herrador y el veterinario habituales.

LIFE DATA BLOG
10 de Mayo de 2018

Traducción de EKI