Por una profesión responsable y respetable

Un profesional, y el herrador lo es, debe considerar su trabajo como una empresa, es decir, como una actividad organizada, estable, duradera; en una palabra:responsable; responsable con sus clientes, sus colaboradores (si los tiene, aunque lo sean a tiempo parcial), su familia y su entorno social y, no menos importante, con los caballos a los que trata y que requieren dedicación y formación profesionales.

Los clientes se merecen un servicio impecable y el cumplimiento de ciertas normas como la entrega de facturas o recibos, la confianza en el cumplimiento de la legislación laboral y de las normas de seguridad e higiene frente a un posible accidente así como de la legislación fiscal, medioambiental,etc, sabiendo que que un incumplimiento de las normas puede acarrear responsabilidades, incluso penales, al propio cliente.

La familia del herrador confía en  que ėste tenga cubiertos los riesgos de enfermedad y accidente y que una incapacidad, temporal o permanente, no suponga, además, un desastre económico.

Cuando se habla de responsabilidad con el entorno, físico y social, en el que se mueve el herrador, se trata de practicar el RESPETO, porque sin él es difícil que los demás respeten al profesional.

Es muy improbable que el ejercicio responsable y respetable de esta profesión sea compatible con el intrusismo y la clandestinidad; por eso hay que recomendar al herrador que cuente con una licencia legal de su actividad, que esté dado de alta en alguno de los regímenes de la Seguridad Social, normalmente el de Autónomos, con un nivel de cotización que le asegure  una protección suficiente y que se asegure el cumplimiento de las nomas básicas que regulan su profesión.

Hay quien puede pensar que este enfoque encarece el servicio y puede provocar un rechazo de aquellos herradores más responsables y respetables.

Permítasenos dudarlo.

Eki, elegido distribuidor de Mustad Hoofcare en España

A partir de este mes de abril de este año 2016 MUSTAD HOOFCARE ha elegido  a EKI HERRAJES  como distribuidor exclusivo de sus productos en España, con el fin de proporcionar un servicio más cercano y eficiente a sus clientes minoristas y profesionales del mundo del caballo.
El equipo de EKI considera esta decisión una prueba de confianza y un estímulo para hacer aún mejor nuestro trabajo.