Una chica extraordinaria: Sarah Brown

Sarah Brown aprueba el examen británico de herrador de máximo nivel.

La escocesa Sarah Mary Brown se une así al selecto club mundial de herradores que se han ganado el derecho a añadir las letras FWCF a su nombre. Es decir  aquellos que han superado todos los exámenes de la Worshipful Company of Farriers, hasta el máximo nivel, el de Fellow (miembro honorario), que Sarah aprobó el 12 de octubre de 2015. Y sí, si alguien se lo pregunta, es la primera mujer de la historia que lo consigue.

“No estoy seguro pero creo que la semana pasada el aire me trajo un sonido de aplausos; un aire que había nacido en Escocia o quizás en Yorkshire, Inglaterra,  pero que recorría todo el mundo como solo ocurre cuando la brisa impulsa una pequeña gran noticia. Archiven esta experiencia con el título CUANDO LA GENTE ASOMBROSA HACE COSAS ASOMBROSAS”.

No hay muchos  “Fellows” de la Worshipful Company of Farriers en el mundo. Hasta esta semana solo había 34, según la página web de la British Livery Company, una antigua asociación gremial que hoy se dedica a ayudar desinteresadamente a los herradores extranjeros en el Reino Unido. Pero el lunes pasado otro herrador se unió al grupo al conseguir la distinción máxima y más respetada a la que puede aspirar un herrador en este mundo.

La escocesa Sarah Brown no se ha pasado los dos últimos años simplemente herrando caballos y compitiendo a nivel mundial en diferentes torneos de Europa y Norteamérica;  además, se ha dedicado a investigar, a escribir una tesis sobre sus investigaciones y a prepararse (y aprobar) una serie de difíciles exámenes teóricos y prácticos que conducen al máximo nivel que puede alcanzar hoy un herrador.

A Sarah se le conoce desde hace tiempo como una de las pocas mujeres que compiten al máximo nivel. Está acostumbrada a los retos pero, además, rompe otro estereotipo ya que pertenece a la elite de los “Fellows” . Y lo ha conseguido tras obtener diversos diplomas y otros títulos de la Worshipful Company en los últimos años; en 2012 comenzó a preparar el gran examen.

Sarah había elegido como tema de investigación el estudio de los efectos de las plantillas de barras de plástico en la zona del talón del tejido córneo. Para ello tuvo que reunir un grupo de caballos a los que se herraba alternativamente con o sin barras, para comparar así las diferencias observadas en el tejido córneo. Sarah comentaba que había elegido este tema porque conocía estudios de los efectos de las barras en la articulación distal y otros aspectos biomecánicos de la elevación del talón pero que no trataban de sus efectos en la calidad de la pared córnea del casco.

Redactó su tesis y la presentó al tribunal, dos herradores y un veterinario. La leyó en abril de 2015 y la defendió con la ayuda del power point y supo el mismo día que había superado la prueba.

A continuación tuvo seis meses para preparar el examen práctico, lo que no resulta fácil a no ser que hayas alcanzado ya el nivel exigido a los “Fellows”. Tuvo que enfrentarse a un nuevo tribunal que le pidió que herrara los pies posteriores de un caballo cojo, pero después de discutir con el veterinario del tribunal lo que iba a hacer y por qué hacerlo. Tuvo que exponer su práctica antes de iniciarla. “Era como trabajar, recuerda Sarah, muy real”. Como en cualquier torneo de herraje, Sarah tenía que pararse para que se evaluara el recorte, el herrado y el resultado final. Disponía de hora y cuarto para hacer, colocar y acabar dos herraduras de barra lateral hechas a mano y pasear el caballo para su evaluación. Le sobraron tiempo y puntos.

Pero esto no terminaba así. La prueba libre del examen de FWCF consiste en un tema sorpresa elegido por el tribunal. El herrador tiene una hora para preparar una disertación sobre el tema. En el caso de Sarah el tema era la desviación medial del talón.

Sarah terminó el día con la noticia de que había aprobado el examen y que era el “Fellow” número 35 del mundo y, sí, la primera mujer en la historia que puede exhibir este título. No será la última.

The Hoof Care Blog

Traducción de EKI