Stephen Hill – Herrador

(Por David Hankin, Dip. WCF)

Stephen Hill practica con éxito el herraje desde su base en Leicestershire. Además de pertenecer a WCF,  suele participar en torneos.

Esta entrevista se hizo cuando Stephen volvía a casa tras participar como miembro del jurado en el torneo del “Caballo Mejor Herrado” del Royal Show de Norfolk.

¿Quién o qué, dentro o fuera de la profesión, ha tenido una mayor influencia en su carrera?

Demasiadas personas para poder mencionar a todas. Como aprendiz, Alan Baileytuvo una enorme influencia.En el período de mi formación profesional, solía observar a Ian Allison (“Spud”) y a David Smith (“Smithy”) compitiendo en torneos por equipos; eran asombrosos y me iniciaron en el hábito de competir. Más tarde,Martin Deacon, entre otros.

¿Cuál ha sido el trabajo más raro que le ha tocado hacer?

Herrar a  unos asnos “poitu” (gigantes)  en el zoo de Hamerton. En este momento todavía atiendo en el zoo a una cría con extensiones.

¿Y el incidente más divertido?

Divertido para los demás. Una vez me montó un semental Shetland laminítico. Lo tenía atado corto porque mordía y cuando le estaba haciendo los pies delanteros me enganchó por la espalda de la camisa y me sujetó contra la pared. El propietario y otro herrador amigo, que estaban en el establo, se partían de risa

Si no fuera herrador ¿qué le hubiera gustado ser? ¿Volvería a elegir esta profesión?

Me dedicaría a trabajar en la caza, como cazador.

¿Su mayor satisfacción en su carrera?

Ganar por tercera vez (y con diferentes caballos) el torneo del “Caballo Mejor Herrado” de Burghley.

¿Y su mayor disgusto?

¡No he tenido ninguno!

 ¿Qué es lo que echa de menos?

No haberme presentado a los exámenes superiores. Ahora tengo muchas ocupaciones (y cuatro hijos) y como resulta difícil ganar dinero porque se han reducido los márgenes, me queda poco tiempo libre.

¿Qué aconsejaría a los que empiezan ahora su aprendizaje?

Que cuando alguien les dice que hagan algo de esta u otra manera, lo cuestionen y pregunten por qué.

¿Y para los que inician su propio negocio de herraje?

Que no se minusvaloren. Hay que hacer un buen trabajo y saber cobrarlo. Cada herrador es tan bueno como el último trabajo que ha realizado.

¿Cuál es su próxima meta?

Ser un miembro de la Asociación y convertirme en un rico terrateniente.

¿Por qué participar en torneos?

Para mejorar y para someter mi trabajo a una evaluación ajena. No tiene sentido ignorar la opinión de los demás sobre tu propio trabajo.

¿Cómo ve al sector del herraje en los próximos 20 años?

Creo que, en general, bajará el nivel profesional. Descenderá el número de herradores y cada herrador herrará un mayor número de caballos. Como los precios del herrado están bajando y los costes aumentando, vamos a tener que trabajar más aprisa y con menor dedicación.

¿La mayor amenaza para el sector?

El sector mismo. Los herradores tienen que analizar su profesión antes de mirar hacia afuera y enfrentarse a “los partidarios de los pies descalzos y similares…”

¿Y su mayor preocupación?

Que perdamos nuestras habilidades para hacer y forjar herraduras.

¿Qué es lo que le ayuda a mantenerse equilibrado y motivado en los días malos?

Mis hijos.

¿Su pasatiempo favorito, cuando deja el hierro al rojo y los caballos?

La caza y la escopeta.

 Un consejo o truco para herrar, hacer herraduras o recortar cascos; para cobrar a los morosos o para manejar un caballo nervioso…

No herrar a los “3 S”: Sucios, Sementales y Shetland.

Entrevista por Claire Brown

 Publicado en www.farriery.com

                                      (Traducción de EKI)