Reconociendo las deformaciones o irregularidades del casco para ayudar a prevenir y tratar las cojeras

La meta más importante y específica del Natural Balance es reconocer y tratar las deformaciones de la cápsula del casco antes de que estas patologías puedan crear deformaciones que a su vez afecten negativamente al rendimiento del caballo

Reconociendo las deformaciones o irregularidades del casco para ayudar a prevenir y tratar las cojeras

¡Consejos para el cuidado del casco del Caballo!

Por Gene Ovnicek, GPF – Master Farrier registrado

Las habilidades y la capacidad de comprensión que se requieren para la práctica del cuidado del casco de los caballos cubren un amplio espectro. Desde la herrería y los trabajos con los metales hasta el cuidado del caballo pasando por la atención al cliente, el trabajo de herrador es multifacético. Con esto en mente, las herramientas y la información que los herradores usan en el día a día tienen que ser fiables, prácticas y aplicable para cada caballo a su cuidado. Esto es de suma importancia para poder evaluar efectivamente el caballo, sus movimientos y cada pie como un ente individual, y a continuación, utilizar sus herramientas y conocimientos para atender las necesidades de ese caballo a lo largo de su vida. Los principios que conforman la práctica del Natural Balance (equilibrio natural) ofrecen algunas directrices para algunas soluciones a problemas comunes que pueden beneficiar a la mayoría de los caballos y herradores.

El objetivo general del Natural Balance es el de utilizar la última y más práctica información científica para el bienestar del pie equino. La meta más importante y específica del Natural Balance es reconocer y tratar las deformaciones de la cápsula del casco antes de que estas patologías puedan crear deformaciones que a su vez afecten negativamente al rendimiento del caballo, o que se conviertan en cojera, como en el caso del síndrome de Navicular. Con el fin de reconocer, tratar y/o en última instancia, evitar que ocurran estas deformaciones, hemos encontrado que es muy importante establecer los puntos o referencias de la parte inferior del casco que son fijos con  relación al hueso del tejuelo con el fin de lograr el equilibrio del casco tanto lateral-medial (de lado a lado) y dorso-palmar (de adelante hacia atrás). Los recientes estudios radiográficos y de resonancia magnética han demostrado que la parte más ancha del casco (o más concretamente, la parte más ancha de la suela) mantiene una estrecha relación con el hueso del tejuelo. A partir de esa referencia estática, así como de los resultados de los últimos estudios histológicos y anatómicos, han sido elaborados unos recortes o aplomados y un protocolo de herrado que mantendrá una relación paralela entre la suela y la tercera falange o tejuelo, lo que ayuda a corregir y evitar la distorsión del casco. Al mismo tiempo, es igualmente importante para optimizar la eficiencia de la parte posterior del casco (talones, ranilla y barras) y crear el máximo de superficie mediante la eliminación de las deformaciones del talón que causan dolor en el talón y otras patologías que conducen al casco a recibirse o apoyarse en primera instancia sobre la pinza o lumbre. Como ya se sospechaba, e investigaciones en curso la han confirmado,  el recibirse sobre la pinza es una de las principales causas de trauma para el conjunto distal interfalangeal (DIP), para el hueso navicular o sesamoideo distal y para los ligamentos y bridas suspensores. Con esto en mente, las directrices del Natural Balance se centran en el objetivo principal de la utilización de las barras, de la almohadilla digital y de los cartílagos laterales para la asistencia en la propiocepción, en el apoyo, soporte y alineación de la articulación del tejuelo y la optimización de disipación de energías y ondas de choque en el aterrizaje y en  la carga o fase de apoyo.

 

Me doy cuenta que para muchos propietarios de caballos esta información es muy técnica y compleja, pero lo que significa es que la distorsión o deformación de la cápsula del casco está demostrando ser una de las causas principales de cojera en la parte inferior de los miembros como lo es el Síndrome Navicular, dolor en el talón, contracción de  los talones, tensión de las bridas y ligamentos suspensorios, sobremanos y algunos casos de infosura y laminitis. Como propietario de un caballo, es importante para usted el reconocer incipientes o leves cojeras o de aires y modos de andar incorrectos ya que pueden ser los primeros indicios de posibles distorsiones en los cascos. Si usted nota que un caballo tiene problemas como que va dando tumbos, que se forja o que se alcanza, entonces tras una inspección mas minuciosa es probable encontrar que su casco está recibiéndose  primero con la pinza, en contraposición a recibirse plano, o ligeramente con el talón exterior o lateral en primer lugar, lo que sería óptimo. Si puede reconocer que se recibe en pinza, entonces usted puede seguir investigando mediante la evaluación de la distribución de la masa en la parte inferior del casco. Esto consiste en trazar una línea a través de la parte más ancha del pie (en la suela o palma) (Línea W). Esta línea cruza la suela aproximadamente a 2,5 cm. de la punta de la ranilla, o lo que es lo mismo, también suele estar donde las barras terminan hacia la ranilla. A continuación, puede trazar una línea en toda la parte trasera, que si esta herrado es de callo a callo de la herradura, o si esta descalzo de talón a talón del casco (a menos que la ranilla está más cerca de la tierra, entonces sería al borde de la ranilla) (Línea B). Por último, trazar una línea en toda la parte delantera con mayor superficie de carga, o el punto de breakover, que si esta herrado esta en la parte de la herradura que se desgasta hacia arriba, o si esta descalzo, en la parte del casco que se desgasta hacia arriba, (Línea F). Basándose en las líneas que ha trazado, y si hay una mayor distancia desde la parte más ancha del pie a la línea de la pinza o lumbre que a la línea trazada en talones, entonces la cápsula del casco ha perdido o esta perdiendo su relación con el tejuelo. Nos parece que para que sea óptimo, debe de haber un poco más de masa detrás de la mayor parte del pie que en frente, o como mínimo, una proporción 50/50. Si usted como propietario de un caballo puede reconocer estas cojeras incipientes o aires incorrectos  antes de que se conviertan patologías, entonces, junto con su herrador, hablen de estas cuestiones y desarrollen un plan para hacer algunos pequeños cambios para corregir esas deformaciones. No puedo subrayar lo suficiente la importancia que tiene el trabajar con su herrador en la elaboración de un plan, en contraposición a dictar instrucciones sin que ambos estén en la misma “sintonía”. Como he mencionado anteriormente, el trabajo del herrador es muy complejo y como profesional que es necesita de su ayuda para tomar las mejores decisiones cuando se trata del cuidado de los cascos de su caballo.


Una de las principales mensaje que quisiera transmitirles es que muchos casos de cojera se pueden prevenir, pero se trata de saber reconocer cuestiones sutiles y deformaciones del casco en sus inicios, para a continuación, hacer frente a estas deformaciones y conseguir preparar el casco para que tenga una mejor relación con el tejuelo y que tenga la capacidad para conseguir satisfacer todas sus necesidades. Al mismo tiempo, muchos de estas patologías debilitantes como el síndrome de Navicular y la Laminitis no tienen porque tener el mismo pronóstico sombrío que alguna vez tuvieron. Gracias a la gran cantidad de  información que hay disponible ahora, nos encontrando con que un gran número de caballos que son diagnosticados con "Síndrome Navicular" o con problemas relacionados con el Navicular, sólo alrededor del 10% tienen un deterioro sustancial del hueso (Enfermedad Navicular) . La mayoría de estos caballos están sufriendo a causa de daños o tensiones en los tejidos blandos que pueden ser tratados eficazmente con simplemente hacer frente a la deformación y ofreciendo a los cascos la oportunidad de funcionar tal como son naturalmente. Para los caballos laminiticos, hay muchos sistemas de tratamiento que combinan el conocimiento de cómo responde naturalmente el pie a la enfermedad y utilizando esta información para la prestación de apoyo y protección a los pies, por lo que el caballo puede ser manejado y devuelto a su trabajo. Hay un número creciente de los caballos que sufren de síndrome metabólico equino, Cushing, resistencia a la insulina, o como quieras llamarlo, que luchan con acontecimientos laminiticos con regularidad. Hay muchos profesionales involucrados en la búsqueda de nuevos medicamentos, suplementos de alimentación y los regímenes que hacen estos caballos utilizables, por lo que no deje a estos caballos fuera. Hay información por ahí para ayudarle a tomar decisiones acerca de lo que se puede hacer si su caballo tiene actualmente una cojera, así como información para ayudar a prevenirla. Mantenga una mente abierta y busque información que sea práctica y que tenga sentido para usted.

 

Copyright © 2004 – All Rights Reserved – Equine Digit Support System, Inc.

Eki

¡El Herrado de los Caballos de Reining!

El Equilibrio (Balance) es esencial para el desempeño de las numerosas y comunes maniobras y figuras que ha de acometer el caballo de competición western.

¡El Herrado de los Caballos de Reining!

 


El Equilibrio (Balance) es esencial para el desempeño de las numerosas y comunes maniobras y figuras que ha de acometer el caballo de competición western.


El caballo de Reining es un deportista de alto nivel en competiciones western al que se le pide realizar diversas figuras y maniobras con suavidad, finura y rapidez.

El caballo y el jinete deben estar en equilibrio en todo momento, mientras se ejecutan giros (spin), aceleraciones (rundowns), medias vueltas (rollbacks), círculos rápidos y lentos, cambios de mano y, por supuesto, deslizamientos con parada (sliding stop).

Cada maniobra se juzga con un sistema de puntuación basado en  punto más o menos con incrementos de medio en medio punto.

Tendemos a pensar que la parada con deslizamiento es la maniobra más importante, pero todas las figuras de Reining reciben el mismo nivel de puntuación al ser juzgados.

 

HERRADURA SLIDING SHOE. Un ejemplo de herradura de Sliding con pinza redondeada para el herrado de caballos de competición western..

Recorte y aplomado bien equilibrado


Al igual que ocurre con otros caballos de competición, los Reiners (caballos de reining) deben ser recortados y aplomados correctamente. Sin un buen aplomado–equilibrado del casco, recortando con los ángulos que le corresponden,  con un buen equilibrio medial y lateral, poco importa qué tipo de herraduras les calcemos.

Al Reiner hay que recortarle los cascos de manera que la parte delantera del casco apoye en plano sobre el suelo y que el casco tenga una ancha pinza y facilidad para la salida o breakover. Unas bien recortadas ranillas y suelas permitirán al pie funcionar correctamente. El redondeado (rolling) o las lumbres levantadas ( rocker) de la herradura ayudan a dar un buen soporte y buena salida.

La principal prioridad es la de mantener el caballo sano. No me molesta el volver a retrasar una herradura de nuevo antes que herrar con herraduras de huevo a un caballo cojo que no va a competir jamás.

La mayoría de las veces cuando un caballo pierde las herraduras delanteras es porque el caballo ha dejado atrás en la parada una de sus espaldas o a que el caballo está fatigado.

Herrando caballos que se arrancan las herraduras constantemente.

EXTENSIÓN DEL TALÓN DE LA HERRADURA. La largura adecuada de la extensión del talón o callo de la herradura no debe de ser mayor que la mitad de la distancia entre el final del talón del casco y los bulbos.


Si usted tiene un “arranca herraduras” crónico y este caballo debe acudir a un gran espectáculo, toda la teoría del apoyo se va por la ventana. Debe de facilitar la salida del casco o breakover adecuando a la herradura unos talones estrechos  y cerrados, rebajando los cantos y reduciendo los talones. En general, es por la parte lateral por donde los caballos de reining se pisan y arrancan las herraduras.

Recuerde que este principio es sólo válido para las competiciones donde los caballos son llevados hasta el límite y sólo para los “arranca herraduras” crónicos.

En manos adecuadas, los reiners pueden competir con herraduras de huevo sin problemas, ya que están entrenados entre seis y diez horas por semana y rara vez utilizan el máximo esfuerzo durante los entrenamientos. Déles el soporte-apoyo que necesitan.


Herrado de las manos

La TEORÍA DEL APOYO de Gene Armstrongs afirma que la línea que se extiende desde la parte delantera da la caña tiene que salir al menos a dos tercios de distancia de la pinza y un tercio del final de los talones de la herradura.





 

 

Utilice una herradura plana sin ranurado de 6×19 mm. para las manos de los caballos jóvenes, ya que da menos longitud a sus pies. Conforme avance el adiestramiento del caballo, cambie a herraduras cóncavas o ranuradas para añadir más tracción y agarre.

Recuerde que la rama medial hay que encajarla y asegurarla ya que estos caballos tienen tendencia a golpearse durante los spins. Muchos aficionados utilizan herraduras redondeadas, pero estas no ofrecen suficiente tracción para el desempeño del spin.

 

 

 

 

 

 

 

 

Herrado de los posteriores


Nuevamente un aplomado y equilibrado normal es fundamental cuando recortamos los posteriores. Hay que recortar de modo que el casco apoye al recibirse tan plano como sea posible. No intente cargar el lado medial con la esperanza de que hará que el caballo deslice más recto.

Estos caballos deben estar cómodos para ofrecernos su mejor rendimiento. Si el caballo se está abriendo demasiado de posteriores en la parada (sliding stop), gire las herraduras un poco hacia adentro, pero manteniéndolas en línea con su cuerpo. Recuerde que un aplomado-equilibrio y ángulos normales son  claves incuestionables.

Lo qué hace a los reiners diferentes en comparación con otros caballos de competición es que la pinza de los posteriores se debe dejar unos 6 mm. más larga que en los anteriores. Esto le da al caballo un poco más de pie para trabajar con ellos.



ALINEACIÓN CORRECTA. El casco de la derecha tiene una extensión medial que hace mantener la herradura en el centro de la pata. La herradura de la izquierda tiene un giro  con el fin de alinear el casco con la dirección del recorrido.

 Podemos jugar con el ángulo y la longitud de la herradura  con el fin de perfeccionar  el deslizamiento o slide. Una herradura de sliding debe de proporcionar una tracción suficiente como para permitir al caballo hacer círculos (spin)  y dar apoyo suficiente en el sliding o deslizamiento.

Deje los talones abiertos para que se limpien las herraduras. Coloque las herraduras de sliding de modo que se sitúen en consonancia con la dirección del recorrido. Si es el caso, ponga las herraduras giradas, dependiendo de la conformación del caballo y de su fuerza para llevar a cabo un deslizamiento paralelo.



 Recuerde que debe mantener la herradura en el centro de la pata. Las herraduras que son demasiado largas y con ramas muy anchas permitirán al caballo llegar más lejos debajo de sí mismo pero no por ello le estamos dando un suficiente control de su deslizamiento.

Una herradura que es demasiado larga y demasiado amplia no proporciona suficiente tracción en los círculos.

Con aplomos de ángulos normales y herraduras más cortas, los caballos se hundirán más profundamente con el fin de tener un mayor control en el deslizamiento, mejores movimientos en los círculos y cada vez menos probables resbalones.



 

 

Herrado de potros de Reining


Cuando herramos las patas de los caballos jóvenes de reining, me permito comenzar con una herradura tipo St. Croix  "Extra" de amplias ramas, redondeando las pinzas y extendiendo los talones con un ranurado. Con esto haremos rápidamente una excelente herradura de sliding.

Cuando herramos caballos jóvenes, no hay que hacer una herradura deslizante demasiado amplia de ramas ni demasiado larga. Tener “demasiada herradura”  hace que al potro le sea difícil el mantener el control sobre  sí mismo.

Los potros durante las paradas pueden abrirse de patas demasiado y herirse a sí mismos y, si es así, no van a  intentar esforzarse mucho la próxima vez. Todavía no son lo suficientemente fuertes como para controlarse a sí mismos en las paradas con deslizamiento o círculos.

Cuanto más larga sea la extensión del talón, más se deslizan las patas bajo el caballo. Esto le hace estar fuera de equilibrio cuando tiene que parar.

Para cualquier herradura de sliding, la longitud máxima es la mitad de la distancia entre el talón y el bulbo. Para obtener un buen comienzo en caballos jóvenes, una rama de 19 a 22 mm. es suficiente, mientras que una de 25 a 28 mm. es lo máximo que debe utilizar cualquier caballo.

Recuerde que el exceso de ancho de rama y de largura de los talones de las sliding pueden realmente causar problemas cuando la velocidad se ve incrementada en las competiciones. Las herraduras muy grandes son cosas del pasado.

Hay varios buenos diseños de herraduras de sliding en el mercado. No se deje influir por modas o trucos. Los herrados de los mejores caballos de reining utilizan los principios fundamentales de equilibrio y aplomado.

 

Autor: Phillip Fisher, CJF, publicado por la American Farriers Journal, Septiembre y Octubre de 1996





Phillip Fisher