ALIMENTACIÓN DEL CABALLO

El caballo debe encontrar en su alimentación la energía y los constituyentes necesarios dependiendo de su tamaño y de la actividad que practique. Es necesario proporcionarle buenas raciones conociendo los diferentes tipos de alimentos para utilizarlos correctamente y adaptar la alimentación a cada individuo y a su actividad.

Las tres reglas básicas para la alimentación equina son:

       -   Proporcionar comida a menudo y en pequeñas cantidades. El caballo pasa la mayor parte del tiempo comiendo, por lo que es aconsejable dividir la ración diaria en 4-5 veces.
       -   No comenzar a trabajar justo después de una comida ni dar de comer justo después de trabajar.

       -   Siempre tener a su disposición agua corriente y una piedra de sal.

Para calcular el aporte de una ración se utilizan varios indicadores:
 
1-      UNIDAD FORAJERA (U.F.): esta medida permite calcular el valor energético de un alimento por comparación con un producto de referencia. Una UF corresponde al valor energético de un kg. de cebada/1.828 kcal. (Método de Fjorn).
 
2-      MATERIA NITROGENADA (AZOADA) DIGESTIBLE (MAD): indispensable ya que forma parte de la composición del cuerpo y de la elaboración de todas las producciones del mismo: leche, carne, hueso, trabajo. Sus necesidades se ven cubiertas por el aporte de aminoácidos resultantes de la digestión de las proteínas.
 
3-      OBSTRUCCIÓN DEL PASO DE LA RACIÓN: debemos tener en cuenta la longitud del aparato digestivo del caballo. Por ello, la ración debe incluir un mínimo de lastre necesario para facilitar el tránsito; una tasa demasiado elevada, sin embargo, reduce el nivel de ingestión. Es necesario encontrar un equilibrio que no sea perjudicial para la actividad deportiva (engorde de abdomen).

4-      EQUILIBRIO DE LA RACIÓN: se refiere a la totalidad de la ración y, sobre todo, a las proporciones de sus constituyentes que aseguren el mejor mantenimiento y el más alto rendimiento del animal. Debemos evaluar los aportes de energía, la materia nitrogenada, los minerales y las vitaminas.  

La ENERGÍA proviene principalmente de los glúcidos. Las cantidades dependen del peso del caballo y de su actividad.
 
a) MANTENIMIENTO: 0,5 UF/100 kg. de peso vivo + 2 UF.

b) SEGÚN LA ACTIVIDAD:
- Crecimiento: 1-2 UF.
- Trabajo ligero: 0,5 UF por hora.
- Trabajo medio : 1 UF por hora.
- Trabajo intenso: 2 UF por hora.
-   Reproducción (macho): 2 UF (1 cubrición por día).
-   Reproducción (hembra):
        + 0,5 UF (hasta 7 meses de gestación).
        + 1 UF (hasta 9 meses).
        + 2 UF (lactancia).

Las necesidades de materia azoada digestible MAD también son variables:

a) MANTENIMIENTO: 60g/100 kg. de peso vivo.
 
b) SEGÚN LA ACTIVIDAD:
- Crecimiento: 10-20 g./100 g. de peso vivo.
- Trabajo: 70 g. por cada UF suplementaria.
- Reproducción (macho): 120 g. por UF suplementaria (240 g.).
- Reproducción (hembra):         
+ 120 g por UF suplementaria.
+ Hasta 7 meses de gestación: 60 g.
+ Hasta 9 meses: 120 g.

+ Lactancia: 240 g.

 

Los MINERALES condicionan el desarrollo y robustez del esqueleto (calcio y fósforo).
 
El cloruro de sodio, que desaparece en grandes cantidades con la sudoración, y los oligoelementos son de vital importancia para el caballo de competición.
 
1-    Calcio y fósforo (Ca y P): intervienen en la solidez del esqueleto. El aporte de Ca y P debe estar en proporciones especiales y, según las necesidades, puede ir de 1:3 a 1:7.
El defecto de mineralización de los huesos puede traer como consecuencia la hipertrofia de las epífisis de los huesos, la crisis de crecimiento (raquitismo), la desmineralización del hueso adulto que “exagera” las lesiones (taras duras)…
 
2- Cloruro de Sodio (Na Cl): su equilibrio depende del clima y el trabajo. Las carencias se traducen en un mal estado del pelo, pérdida de apetito o lamer el box.
 
3- Potasio (K): influye en la excitabilidad muscular y es muy rara su carencia.
 
4- Magnesio (Mg): influye en el sistema nervioso. En caso de carencias, se produce hiperexcitabilidad, sudoración y fuerte variación del ritmo respiratorio. Aporte diario recomendado: 1,3 g./ 00 g. de peso vivo.
 
5- Azufre (S): influye en la elaboración de pelo y córnea.

6- Hierro (Fe): interviene en la renovación de la sangre (hematopoyesis), de los huesos y los músculos; favorece el apetito, el transporte de oxígeno y la recuperación tras la fatiga. Su carencia provoca anemia.

Los OLIGOELEMENTOS son minerales necesarios para el desarrollo armónico celular, pero requeridos en pequeñas cantidades. A pesar de ello, son imprescindibles para la mayoría de las reacciones químicas del organismo, interviniendo en la síntesis de las hormonas, la digestión de los alimentos, la reproducción celular y el sistema de defensa del cuerpo.

1- Cobre (Cu): interviene en la formación de células nerviosas.
2- Yodo (I): favorece la regulación térmica y lucha contra las infecciones.
3- Selenio (Se).
4- Zinc (Zn).
5- Cobalto (Co).

Las VITAMINAS pueden ser liposolubles (asociadas a las grasas) o hidrosolubles (solubles en el agua). Las primeras se acumulan en el organismo, y es tan peligroso su defecto como su exceso. Las segundas se eliminan a través de los fluidos corporales si existen cantidades altas.
 
1) Vitamina A: indispensable para el crecimiento, fertilidad y la cicatrización. Interviene en la producción de células reproductivas.
Cantidad recomendada: 10000 Ul/día (Ul es la unidad internacional de medidas de aporte vitamínico).
Fuentes naturales: zanahorias, complementos minerales de las vitaminas.

2) Vitamina D: interviene en la síntesis ósea (fijación del calcio); antirraquítico.
Cantidad recomendada: 5000 Ul/día.
Fuentes naturales: luz solar.

3) Vitamina B: controla las principales transformaciones metabólicas.
- B1: hidratos de carbono, grasas: 35 mg./día.
- B2: problemas de la vista: 35 mg./día.
- B12: índice o tasa de hemoglobina: 0,08 mg./día.

4) Vitamina C: estimula el metabolismo muscular, disminuye los límites de la fatiga.
Cantidad recomendada: 500 mg./día.

5) Vitamina K: interviene en la coagulación de la sangre.
Cantidad recomendada: 1 mg./día.

6) Vitamina E: cumple un papel en la fertilidad, la fuerza muscular y el sistema nervioso.

Cantidad recomendada: 100 mg./ día.

Observaciones:
- Todos los productos que contienen vitaminas tienen una fecha límite para el consumo.
- Las vitaminas B y C son solubles en agua (hidrosolubles), las otras están contenidas en en grasas (liposolubles).

- Las vitaminas están contenidas en los suplementos nutricionales que existen en forma líquida, gránulos o piedra de lamer.

L´encyclopédie du cheval

FITOTERAPIA EQUINA

En sentido literal la Fitoterapia es la forma de sanar, curar, aliviar y prevenir dolencias tanto del ser humano como de los animales, mediante plantas medicinales y sus diversos preparados.

¿QUÉ ES LA FITOTERAPIA?

En sentido literal la Fitoterapia es la forma de sanar, curar, aliviar y prevenir dolencias tanto del ser humano como de los animales, mediante plantas medicinales y sus diversos preparados. Es lógico pensar que los primeros usuarios de este tipo de medicina fueron los animales y, sobre todo los herbívoros, de los que probablemente, los seres humanos tomaron ejemplo ya durante la Prehistoria para aprender sus usos. Han transcurrido diecinueve siglos desde los estudios de Dioscórides (siglo I a.C.), médico del ejército de Nerón y amante de la Fitoterapia. Escribió cinco tratados  titulados De Materia Médica en los que se incluyen los estudios de  600 plantas medicinales.

Tradicionalmente, la Fitoterapia ha sido una práctica común entre los seres humanos, no sólo para tratar sus problemas de salud sino también la de sus animales domésticos. En la actualidad, somos depositarios de estos conocimientos y tradiciones de nuestros antepasados contando además con la ayuda de los avances técnicos que permiten, por ejemplo, aislar determinados componentes y principios activos de las plantas. Después de muchos años de utilizar sustancias sintéticas, que en muchos casos han sido contraproducentes, en la actualidad los laboratorios farmacéuticos utilizan numerosas sustancias extraídas y sintetizadas a partir de plantas medicinales, sustancias más naturales y menos nocivas para el organismo bien en forma de fármaco, como remedio homeopático o como remedio fitoterapeútico.

LA FITOTERAPIA Y LOS CABALLOS

Los caballos que pastan en libertad pueden elegir las plantas que necesitan para una salud general óptima. Sin embargo también podemos ver lo que ocurre cuando un caballo está enfermo o sufre algún tipo de dolencia; escogerá, entre todas, aquellas plantas indicadas como remedio para su mal. La Fitoterapia Equina se basa por tanto en el conocimiento del uso y composición de las plantas medicinales pero también en la observación de los caballos y en los procesos de "automedicación" de los mismos.


Los caballos eligen las plantas que necesitan
para el correcto funcionamiento de su organismo

El uso que actualmente se le da al caballo como animal de ocio y deporte, no permite el acceso a pastos de calidad en los que pueda elegir los "remedios" que necesita. Por otra parte, durante muchos años se ha intentado mejorar el rendimiento deportivo y reproductivo de los caballos a base de fármacos y sustancias que a la larga se han  considerado prohibidas por sus efectos nefastos a largo plazo. Está comprobado que las "medicinas vegetales" son una buena alternativa  a estas sustancias en muchos casos.
Estas son algunas de las razones por las que surgen empresas especializadas en Fitoterapia para caballos (y otros animales) que se ocupan de realizar mezclas, extractos y remedios herbarios para problemas cotidianos y comunes en los caballos.

LA "MODA" DE LA FITOTERAPIA

Gran cantidad de profesionales de la Medicina y Veterinaria tradicional hablan de la Fitoterapia y otras terapias alternativas como opciones que únicamente están de moda. Lo cierto es que en algunos países de Europa los remedios homeopáticos y fitoterapeúticos son subvencionados por  Sanidad al igual que los fármacos convencionales.


El cardo mariano es un eficiente
protector del hígado

En lo referente a los caballos cada vez son más populares estos tratamientos "naturales" entre jinetes y criadores y, respondiendo a esta demanda, también son más numerosos los veterinarios  que se interesan por las medicinas alternativas, consiguiendo titulaciones en homeopatía, fitoterapia, acupuntura, digitopuntura, osteopatía, quiropráctica… 
Esto no quiere decir que haya que prescindir de la medicina convencional, al contrario, es probablemente la solución a la mayor parte de los problemas pero en tratamientos largos puede tener graves efectos secundarios y la Fitoterapia se presenta como una buena alternativa a problemas crónicos o cotidianos.

CONSIDERACIONES SOBRE LA FITOTERAPIA EN CABALLOS

Como en cualquier medicina o tratamiento la Fitoterapia requiere una serie de precauciones y puntos a tener en cuenta:

-   No por ser natural es más seguro; recuerde que muchas drogas y venenos poderosos se encuentran en la naturaleza.

-   Sea paciente. Estamos acostumbrados a los resultados casi instantáneos de la medicina sintética. La medicina basada en las plantas es más suave y puede tardar algunas semanas en solucionas problemas que se han desarrollado durante años.

-   Si usted elige las plantas asegúrese de que las identifica correctamente y que las recoge en un área libre de contaminación y sustancias químicas (pesticidas, herbicidas, polución ambiental…).

-   No mezcle diferentes hierbas sin comprobar su compatibilidad ya que pueden desencadenar reacciones adversas o impedir su efectividad. Usted no tomaría un "cocktail" de drogas con un whisky doble, por lo que hay que ser sensato al combinar diferentes preparaciones y medicamentos.

-   Si por el contrario escoge comprar los preparados herbales, asegúrese que trata con empresas profesionales que utilizan ingredientes de primera calidad y tienen una política clara en los procesos de producción y control de calidad. Recuerde que generalmente se consigue aquello por lo que pagamos y el precio, normalmente, es una indicación de calidad.

-   Los caballos, al igual que las personas pueden tener alergias a algunas plantas. Introdúzcalas poco a poco en la dieta y detenga el tratamiento si se observa alguna reacción adversa.

-   Informe y consulte a su veterinario si decide seguir algún tratamiento herbal con su caballo.

-   Evite administrar plantas medicinales alas yeguas preñadas, excepto las indicadas para tal fin.

-   Puede administrar a su caballo remedios herbales de varias formas: hierbas frescas o secas cortadas, tinturas o extractos líquidos, aceites, ungüentos, cataplasmas, etc.

*Información extraída de www.ecoaldea.com y www.hiltonherbs.com

eki

BALANCE F - UN CUARTO BALANCE NO CONSIDERADO (ESTUDIO COMPLETO)

El Balance F es el nuevo balance que guarda directa relación con la flexibilidad longitudinal del casco y con las desviaciones mediales y laterales del mismo.

Mediante este balance se puede controlar la distribución del peso del cuerpo del caballo en ambos lados del casco. Como resultado, se puede lograr un total equilibrio corporal en el caballo.

A continuación, expongo el estudio que explica y demuestra los efectos de los aplomos incorrectos y de desvasados inapropiados en el casco, con relación a su flexibilidad longitudinal. Además, cuál es la forma correcta para trasladar el peso del caballo desde un lado del pie hacia el centro de equilibrio del mismo.

Existe una gran cantidad de bibliografía donde se habla de la flexibilidad transversal (horizontal) o dilatación natural del pie, pero nunca antes se había tenido en cuenta la flexibilidad que posee el casco en sentido longitudinal (vertical), movimiento que es más importante a tener en cuenta, porque de él depende la correcta distribución de fuerzas en ambos lados del pie y en el caballo en conjunto.

Estudio:

En enero de 1999, durante el herrado de una yegua de salto con los cuatro cascos desviados hacia diferentes lados, me formulé la siguiente pregunta:

¿Cuál es la causa que produce desviaciones mediales y laterales de cascos y cuál es la forma correcta de desvasar para evitar y corregir tales desviaciones?

La respuesta surgió luego de haber observado la incidencia de presiones negativas en el casco, con relación a su flexibilidad longitudinal y a sus límites naturales de corte. Leer estudio “Lectura del casco del caballo”.
Sobre la base de que el casco es una estructura córnea flexible, son dos los movimientos que experimenta dependiendo de las presiones que recibe:

El movimiento transversal o también llamado dilatación natural del pie. Es aquel que se origina cuando el pie apoya en el piso, produciendo la expansión de su aparato fibroelástico hacia los laterales. La expansión no supera la distancia de 6 mm.

El movimiento de flexión longitudinal. Tiene su origen cuando el pie, sin herradura, recibe presión en un sólo talón, pudiendo sobreelevar el talón presionado hasta una altura de 20 mm. o más.

Esta flexibilidad vertical es el principal factor que he tenido en cuenta durante el desarrollo del estudio del Balance F.
Durante el desarrollo del estudio he trabajado en un gran número de caballos de diferentes zonas de Argentina, que presentaron diferentes tipos de desviaciones mediales y laterales de cascos, originadas por defectos de conformación, herrados deficientes y por efecto de desgastes naturales de acción negativa.
Doy inicio al desarrollo del Balance F, recordando los tres balances estáticos, parciales,  ya conocidos.

Balances estáticos, ya conocidos

Los balances estáticos son los balances X, Y y Z.
El balance X comprende el balance visto de frente y sus variaciones angulares, además de las variaciones de longitud de las paredes lateral y medial del casco.

El balance Y comprende el balance visto desde arriba, tiene en cuenta las variaciones rotacionales que se producen girando el pie sobre su propio eje.

El balance Z comprende el balance visto de costado y tiene en cuenta las variaciones angulares que se producen en el eje cuartilla-casco.

Balance F (BF) o Triangular, no considerado hasta ahora

Al tener en cuenta los factores presión y flexibilidad, comencé a trabajar sobre un nuevo balance al que denominé balance F o Triangular. Lo he denominado F por estar enteramente basado en la flexibilidad longitudinal que posee el casco y Triangular por la uniforme distribución de presiones y contra presiones que convergen en el pie, con relación al centro de flexión en la pinza y los puntos de soporte en los dos talones, configurándose así el triángulo.

El balance F corresponde al balance latero-medial que tiene en cuenta la flexibilidad vertical o longitudinal que posee el casco, en combinación con las fuerzas incidentes provenientes del peso del caballo y de las contrafuerzas provenientes desde el piso.

El balance F existe en todos los caballos, sanos o con defectos, está en nosotros respetarlo y considerarlo al desvasar un casco.

Este balance regula la distribución del cuerpo del caballo sobre cada pie individual y sobre los cuatro pies en conjunto.
Al fijar la flexibilidad del casco con una herradura rígida, pueden ocurrir dos cosas:

  • Fijar la flexibilidad en punto 0. Significa coincidencia entre la línea de aplomo y el centro del casco. Se obtiene equilibrio de presiones entre ambos lados del pie. Se obtiene balance F.
  • Fijar la flexibilidad en cualquier punto que no sea 0. Significa desequilibrio en el pie por no coincidir la línea de aplomo con el centro del casco. Se obtiene desequilibrio de presiones entre ambos lados del pie. Un lado soporta más peso que el otro. Se altera el balance F.
La alteración del balance F provoca el desplazamiento de la línea de aplomo desde el centro del pie y permite que un lado soporte más peso que el otro. Se produce una deformación del casco por compensación de fuerzas y, consecuentemente, un desequilibrio corporal en el caballo.
El caballo debe compensar el desequilibrio mediante sus músculos y se ve obligado a sufrir contracciones musculares. En desequilibrios acentuados, los dolores por músculos contraídos se suman a dolores por lesiones óseas, articulares, de ligamentos y cartílagos. Disminuye el rendimiento físico y la capacidad de aprendizaje del caballo.
Se puede decir que un caballo se halla equilibrado en su totalidad cuando sus cuatro balances parciales, X, Y, Z y F, se encuentran en armonía. El resultado es un caballo con equilibrio corporal absoluto.
El balance parcial, que ocurre cuando alguno de los cuatro balances se encuentra en desequilibrio, sólo genera puntos de reacción y compensación de fuerzas, por lo tanto, el caballo nunca puede disponer del total de su capacidad física y mental a la hora de responder ante un trabajo.

Las desviaciones mediales y laterales. Su relación con el balance F

He comprobado que el balance F se relaciona directamente con las desviaciones mediales y laterales de cascos. Estos tipos de desviaciones tienen su origen en cascos mal desvasados y en deficiencias de aplomo por mala conformación del caballo.

La causa de una desviación se encuentra en la incorrecta distribución de presiones que soporta el pie. Este desequilibrio provoca el desplazamiento de la línea de aplomo de su dirección normal y permite que un lado del pie soporte más peso que el otro, dando origen a la deformación del estuche córneo.
Las desviaciones de cascos son un problema frecuente y pueden ser causantes de

  • dolores por contracciones musculares en la zona superior de las extremidades afectadas,
  • dolores de columna,
  • dolores articulares a lo largo de todo el miembro,
  • sobrehuesos en zona de cuartillas,
  • afecciones en ligamentos,
  • osificación de cartílagos ungulares de la tercera falange en casos crónicos,
  • exceso de presión del cartílago ungular hacia la tercera falange,
  • disminución del rendimiento físico,
  • cuartos o fisuras en la pared,
  • desequilibrio corporal.

También he observado una alteración de la línea de la columna vertebral, en movimiento o en estación, cuando el caballo debe compensar el desequilibrio corporal ocasionado por una desviación de un casco, y atribuyo ciertos dolores de la zona superior del cuerpo a este trastorno en el andar.
La imagen de abajo grafica un desequilibrio en el pie posterior izquierdo. Su incidencia medial traslada el peso hacia el otro miembro. El lado derecho del tren posterior debe contrarestar esa fuerza mediante sus músculos, generando contracturas de los mismos.
Este es un típico caso que origina interferencias o alcances entre miembros.
A su vez, se produce un quiebre en alguna parte de la columna vertebral, manifiesto, normalmente, por dolores puntuales o presiones ocasionadas por la montura.
“http://www.danielanz.com/es/assets/Uploads/Estudios/13.JPG” />

Dos cosas diferentes, corrección y estabilización de cascos desviados

Existe una gran diferencia entre corregir y estabilizar.
Esto es importante:
Técnicamente, el trabajo de recorte de casco del herrador es el mismo, ya que el propio animal sabrá si corregir o estabilizar de acuerdo a su edad o afección. El herrador sólo debe recortar interpretando la información del casco. Más adelante veremos cómo realizar un recorte correcto.

Corrección
La corrección se produce en los siguientes casos:
Desviaciones sólo de cascos, desde el rodete coronario hacia abajo, producidas por desvasados incorrectos o por efecto de desgastes naturales de acción negativa. El aplomo del caballo es correcto; sólo se ha desviado el estuche córneo. Luego de un recorte correcto y considerando el balance F, el animal corrige la forma del casco, logrando simetría total. Las correcciones de cascos se producen sin importar la edad del animal. En casos graves, donde se encuentran comprometidos los cartílagos ungulares, posiblemente osificados, el caballo mismo limitará la corrección. Es posible que, durante el proceso de corrección, luego del primer herrado o desvasado, el caballo deba readaptar su estructura muscular. Esto lo llevará a una etapa obligada de rehabilitación y descontracturación de los músculos afectados. Esta etapa no dura más de 10 a 15 días y ocurre sólo en casos donde el desequilibrio ha estado alojado en el caballo desde hace algunos años. La desviación por desvasados incorrectos se detecta observando la primera porción de crecimiento por debajo de la corona. Esta primera porción de crecimiento responde a la información que emite la conformación del animal. Se puede ver que la primera porción de casco crece correcta y luego se desvía, respondiendo al deficiente recorte por parte del herrador o por un desgaste natural negativo. El casco quiere crecer bien, pero el herrador no lo permite.
Desviaciones de miembros en potrillos. Si el recorte de casco se realiza correctamente, el potrillo solo comenzará a corregir sus aplomos, y lo hace debido a que las placas de crecimiento de sus huesos se encuentran abiertas o blandas. Desde que el herrador comienza, dentro de los primeros 3 meses de vida, a recortar los cascos del potrillo de forma correcta, la nueva información que envía el casco hacia la conformación del animal logra que ésta se adapte para, luego, enviar una información diferente y correcta hacia los cascos, produciendo una corrección en la estructura ósea. Es el potrillo quien realiza la corrección, el herrador sólo entrega las herramientas correspondientes para que esto suceda.
Estabilización
La estabilización de un desequilibrio o defecto se produce en el siguiente caso:
Cuando el caballo ya es adulto y su desarrollo se encuentra estable. Como he mencionado anteriormente, el recorte del casco por parte del herrador es el mismo, no obstante, es el caballo quien decide si debe estabilizar o corregir. Debido a que las placas de crecimiento de sus huesos se encuentran cerradas o duras, el animal sólo produce estabilización. La estabilización ayuda al casco a no incrementar su desviación que ha sido causada por un problema de conformación del caballo, considerándose la estabilización sólo para que la desviación no se agrave, y para ayudar a conservar la línea de aplomo lo mejor posible. Una desviación por problemas de conformación se detecta observando los aplomos del animal y, también, la primera porción de crecimiento de casco por debajo de la corona. En este caso se verá que la pared crece desviada, inmediatamente, desde la zona de crecimiento. El caballo no puede, pero el herrador sí puede ayudar. La estabilización se tendrá en cuenta durante toda la vida del animal porque siempre existirá la tendencia a una desviación y nunca retornará el casco a su simetría total. La tendencia a desviarlo siempre existirá desde la conformación del animal. El objetivo de estabilizar una desviación es llevar dicha desviación a su punto de partida, a punto cero. Se permite al caballo que sobrelleve su defecto de una forma cómoda.

El casco es y será siempre asimétrico porque la desviación existe en la conformación.

En determinados casos ocurre que un incorrecto recorte de cascos en potrillos puede alterar los aplomos para siempre, confundiendo luego, cuando el caballo es adulto, un problema de conformación con un problema contraído que, en realidad, se originó por un desvasado incorrecto.

Exposición de caso real:
Durante la estabilización de dos cascos con desviaciones laterales, en una yegua ya madura con defecto de Izquierdo, de 3 años y medio de edad, tuve la oportunidad de observar la presencia de una reacción inversa de la pared afectada. Ver foto de abajo.
He notado en la pared medial de los cascos, una confrontación entre la reacción positiva de la estabilización del problema y la reacción negativa, por la permanente presión negativa a causa de ser, la yegua, Izquierda. Ello ha dado origen a una pared que se muestra vertical desde la corona hasta la mitad del casco y con ángulo positivo desde la otra mitad hasta el borde solear. La pared lateral ha conservado su ángulo normal. Esta confrontación de fuerzas ha sido momentánea, ya que luego de un período de reestructuración corporal, la yegua comenzó a enviar información estable hacia el casco. En ningún momento el casco recobró su simetría, porque la conformación de la yegua siempre siguió siendo izquierda, sólo se logró una estabilización del defecto.

La mencionada reacción no ha afectado el andar del animal ni ha provocado síntomas adversos. El efecto positivo de la estabilización ha continuado con su curso original y ha contribuido a un desplazamiento normal del animal al andar.
Actualmente, luego de 6 años, la yegua presenta su defecto de izquierdo, propio de ella, pero sin molestias en su andar. Su defecto se encuentra estabilizado. En cada herraje se procede a estabilizar el casco para llevar el defecto a su punto de partida. Su casco conserva su forma asimétrica, respondiendo al defecto del miembro.

¿Por qué se desvía el casco de un caballo con aplomos correctos?

Como he mencionado anteriormente, las causas son:
desgastes naturales de acción negativa
desvasados deficientes por parte del herrador.
Cuando el herrador o la naturaleza permiten una diferencia de longitudes entre un talón y otro, el talón más largo es el que recibirá la mayor cantidad del peso del caballo.
Al compensar, el caballo, la diferencia de longitudes entre talones, traslada la línea de aplomo y su peso hacia el talón más largo, afectando el ángulo de la pared correspondiente. La pared afectada adquiere una posición vertical para poder soportar mejor el peso. La pared opuesta, contrariamente, adquiere una posición más oblicua.

Forma de comprobarlo:
Coloque un libro en el piso y apoye su pie izquierdo sobre él. Luego, intente mantener su línea de aplomo perpendicular al piso. Notará que habrá trasladado su peso hacia la pierna izquierda (que está sobre el libro) y que, ésta, adquirió una posición vertical. Recuede que en un caballo, siempre existe un miembro opuesto que debe reaccionar ante el desequilibrio.

Nota:
He comprobado que las desviaciones latero-mediales de cascos provocan contracturas musculares. Y he observado casos en que ciertas desviaciones latero-mediales podrían ser provocadas por contracturas musculares.
Cuando un herrador no respeta los límites naturales de corte y deja más pared en un hombro, también puede originar el principio de una desviación de casco.
Hay que tener en cuenta que las causas de desviaciones de cascos pueden variar, y se debe a que el caballo compensa, o no, dicha causa.>*Artículo extraído de www.danielanz.com