CÓMO FACILITAR LA SALIDA DEL CASCO (LA OPINIÓN DEL HERRADOR)

En este artículo vamos a analizar algunas técnicas de herraje mediante las cuales, a través de una simple modificación de las herraduras prefabricadas y un rebajado específico, podemos facilitar la salida del casco.

Durante la fase de salida es cuando se provoca mayor tensión en el tendón flexor profundo, por lo que, si mediante el herraje facilitamos esta salida, estamos reduciendo automáticamente el estrés sobre el tendón.
Otra cuestión a tener en cuenta es que al facilitar la salida aumentamos indirectamente el ángulo del casco, por tanto, en casos de talones bajos, facilitando la salida, podemos obtener el mismo efecto sin tener que recurrir a las controvertidas talonetas. Además, una salida más fácil y rápida nos puede ayudar a evitar que algunos caballos se alcancen.
En cascos normales, el punto óptimo de salida suele coincidir con la línea blanca, pero en cascos con lumbres distorsionadas, la salida se puede fijar por detrás de ésta.

Las técnicas utilizadas normalmente son: el rolling (rolling toe), la lumbre levantada (Rocked toe) y retrasar la herradura (Squared toe). Cada una ejerce acciones distintas sobre el casco, y consecuentemente, provoca reacciones diferentes. El herrador debe saber cuáles serán las consecuencias de un determinado herraje y así, según las características del caballo (morfología, actividad, patología) elegirá aplicar una técnica u otra en fución del resultado esperado.

1- ROLLING
Consiste en redondear la superficie solar de la lumbre de la herradura, pero sin modificar la superficie de contacto con el casco, que sigue siendo plana. Tiene la apariencia de una herradura usada con el desgaste típico en lumbres. Se puede hacer forjando o con la lijadora de banda. Es la técnica más suave y se utiliza prácticamente en todo tipo de caballos, pues imita el aspecto de las lumbres del caballo en libertad.
Se puede practicar en herraduras con pestaña central y en herrajes en frío.

Precauciones: Ninguna
Uso recomendado: Siempre

2- LUMBRE LEVANTADA
En este caso, la herradura goza de una pendiente en la pinza y se ajusta a la lumbre del casco. Se puede practicar con herraduras con pestaña central o con pestañas laterales.
Al final del rebajado, se escofina y se da la pendiente deseada a la pared, a partir de la línea blanca. Al forjar la herradura, se le debe dar la misma pendiente.

Precauciones: – En caballos con deformidades angulares o rotaciones articulares, se debe respetar la salida más cómoda, aunque no corresponda al centro de la herradura.
- No es aconsejable en cascos cortos y en suelas sensibles.
- Requiere ser aplicado con herraje en caliente, pues las superficies de la herradura y del casco debentener la misma pendiente y ajustarse perfectamente.
Uso recomendado: En caballos de deporte, caballos que se alcanzan.

3- HERRADURA RETRASADA
Esta técnica nos permite suprimir la presión de la carga en la lumbre. Con ello, facilitamos que los túbulos no se deformen y obtendremos así un crecimiento de casco más recto y en el lugar que le corresponde. Es el método más adecuado para cascos con el centro de presión adelantado y con la pinza deformada hacia adelante (talones remetidos).
Es preciso utilizar herradura o con pestañas laterales o sin ellas, ya que una pestaña central podría dañar la línea blanca.
Es muy importante proporcionar un buen apoyo de la herradura en los hombros, por lo que deberemos darle una forma ligeramente cuadrada.
También es necesario practicar una buena justura para que no exista una presión excesiva en la suela.

Ventajas: – Nos permite retrasar el punto de partida incluso por detrás de la línea blanca.
- No es necesario escofinar la muralla en lumbres y así no debilitamos el casco.
- Si deseamos un efecto mayor. se puede combinar con el ROLLING (punto1).
Precauciones:
– Para no aumentar la presión en la suela, no es conveniente rebajar demasiado el casco.
- No es recomendable usar las primeras claveras, ya que quedan por detrás de la línea blanca.
Uso recomendado: – Talones remetidos; Laminitis; Patologías del tendón flexor profundo; Síndrome navicular.

*Artículo extraído del Boletín Eki, Nº 4.

Ramón Torelló